Show del transfuguismo: ahora dos K se pasan al bloque UPC

Después de la ex juecista Oviedo, Bedano y Salvi mutan de opositores a oficialistas

bedano-salvi-oviedoLos kirchneristas -seguramente arrepentidos- Nora Bedano y Fernando Salvi, anunciaron ayer que se incorporan al bloque oficialista Unión por Córdoba, completando una semana en la que el transfuguismo volvió a ponerse de moda. Esta vez, esa enfermedad de la representación política registró un nuevo capítulo: Bedano era la presidente de un bloque opositor. También ayer intentó explicar su traición la ahora ex juecista Adriana Oviedo, otra incorporación de UPC.
La insólita explicación de la dupla Bedano-Salvi fue que son peronistas y que quieren la unidad del partido, situación que si les interesara realmente no habrían puesto en riesgo la continuidad del Partido Justicialista en el gobierno el año pasado, cuando integraron la lista Córdoba Podemos, que llevó de candidato a gobernador (restándole a Juan Schiaretti) a Eduardo Accastello.
“Esta decisión no es tomada en base a un espontáneo y ocasional reconocimiento sobre un fin electoral sino que se sustenta en nuestra pertenencia desde siempre al Partido Justicialista, en nuestras experiencias en gestiones públicas compartidas y en nuestra posibilidad de aportar consensos, centralizando la actividad entre todos los actores del quehacer político, colaborando en acciones del gobierno del Estado Provincial, esencialmente en materia de Políticas Sociales y Obras Públicas, legislativa y de gestión en nuestros departamentos”, señalaron en un documento que difundió el bloque UPC.
Increíblemente, agregaron: “Reiteramos el agradecimiento y reconocimiento a los integrantes de nuestro bloque y de la misma forma a los Partidos Politicos que conformaron la Alianza Córdoba Podemos que participó en las pasadas elecciones”.
En los últimos meses, Bedano solía participar de actos del Partido Justicialista, anticipando que jugaría la carta que se conoció ayer.
Para Unión por Córdoba, estas dos incorporaciones, más la de Adriana Oviedo (y mucho antes, la de Ricardo Vissani), le agregan tranquilidad a la mayoría que tenían en el recinto.

Oviedo
Por su parte, la flamante incorporación del bloque Unión por Córdoba, la ex juecista y neoperonista Adriana Oviedo, pareció despertar de un encanto cuando explicaba ayer los motivos por los cuales pasó de opositora a oficialista en la Legislatura.
Oviedo destacó “las políticas sociales que está llevando a cabo el gobierno”, en una entrevista otorgada a Cadena 3 en la que trató de justificar su traición a los votantes del Frente Cívico y, más precisamente, de la alianza Juntos por Córdoba (hoy, Cambiemos).
La mutación de la riocuartense debe haber ocurrido en los últimos dos meses, porque hasta el 14 de septiembre pasado cuestionaba al gobierno provincial. En la sesión de ese día, en una de las poquísimas intervenciones que ha tenido desde que ocupa una banca, advirtió sobre la situación de la salud pública. “Hoy lamento profundamente tener que referirme al dolor de los compañeros de distintos hospitales de la provincia de Córdoba, que desde que asumió esta gestión vienen haciendo reiterados reclamos, lamentablemente, sin respuesta alguna”, afirmó. Y también dijo, luego de un detalle de penurias, que “lo lamentable es que nadie se da cuenta del dolor que esto provoca a quienes día a día eligen estar en la salud pública, porque todos los que hacemos salud pública elegimos permanecer en el Estado y trabajar bajo las condiciones que el Estado provincial nos brinda”.
En cambio, ayer manifestó: “Me siento plenamente identificada con la gestión de Schiaretti”. “Han cambiado las cosas en la provincia de Córdoba”, declaró.