Pretto se aferra al PRO Córdoba y estalló la interna

El actual presidente del partido no quiere plantear problemas a la conducción central del partido, que lo ubicó en la secretaría de Asuntos Parlamentarios de la fuerza política a nivel nacional.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

pretto_PROLos macristas que no quieren a Javier Pretto al frente del PRO Córdoba confirmaron sus temores: el actual presidente de la delegación partidaria local participó del acto de proclamación de autoridades; brindó un encendido discurso donde resaltó su “orgullo” por manejar los hilos del espacio por los próximos cuatro años y exhortó a la tropa a trabajar para el triunfo de Cambiemos en las elecciones legislativas de 2017.
Después de los aplausos, se esperaba la ratificación del pacto urdido por miembros del PRO nacional, avalado por cada línea interna de la filial con sede en la calle Deán Funes. En resumidas cuentas, se preparó la salida de Pretto del PRO Córdoba y su reubicación en la Secretaría de Asuntos Parlamentarios, bajo las órdenes directas de Humberto Schiavoni, mandamás de la fuerza a nivel nacional.
El plan no se ejecutó tal como fue diagramado en una cumbre del Consejo Nacional, una semana antes del acto tras el que Pretto debía claudicar. El pasado sábado, el diputado nacional se aferró a la presidencia del PRO Córdoba. El ex intendente de La Carlota informó a Schiavoni, a sus dirigentes afines y opositores que no dejará su silla hasta que su par en la Cámara Baja, Héctor “La Coneja” Baldassi, termine con la presunta campaña de desprestigio que habría montado en su contra.
La fisura interna del partido de gobierno nacional, en el nuevo bastión del presidente Mauricio Macri, ya no puede disimularse. Tampoco, los problemas reales de construcción política quedando a merced de una coyuntura particular, como ocurrió en noviembre de 2015, donde electores mayoritariamente antikircheristas eligieron la antítesis que, en aquella oportunidad, la representó el empresario que conquistó el escalafón más alto del poder nacional.
Pretto adujo razones que consideró suficientes para liberar los demonios internos y desafiar los designios de las autoridades nacionales del partido que, improvisaron una reunión catártica con los dirigentes que sintieron sus intereses afectados por la decisión del ex legislador provincial de Unión por Córdoba. Un ejemplo más de la lábil autoridad que ostenta el PRO.
El presidente del PRO Córdoba aseguró a los suyos que no iba a honrar el acuerdo que significaba su renuncia del partido porque Baldassi rompió antes su parte del trato. Pretto les advirtió que el dirigente famoso no cesó con la presunta campaña de desprestigio que estaría encabezando no sólo dentro del sello, sino también en el Congreso de la Nación, donde comparten bancada.
Sus deudos citan un ejemplo que terminó de irritar a los “prettistas”: el réferi habría pedido la formación de una comisión investigadora por la causa judicial por presuntos sobreprecios en la obra ejecutada por el Eninder.
Schiavoni abrió el juego, notificado de la ruptura del acuerdo. En una reunión con dirigentes pidió opinión. La mayoría de los intendentes macristas –a excepción del aliado de Baldassi, Eduardo “El Gato” Romero; los presidentes departamentales y legisladores; los concejales –menos Abelardo Losano- respaldaron a la máxima autoridad del PRO Córdoba en su encrucijada interna.
Le plantearon a Schiavoni que Pretto “no puede correrse” si Baldassi adolece de armado territorial propio, no respeta el trabajo que la conducción del partido desarrolló en estos últimos cuatro años y, además, maltrata a sus seguidores.
“Si Piñón Fijo mide más que Baldassi, después Marcos Peña va a vetar todo lo que se arme”, disparó un participante de la reunión. Nadie se rió, pese a la simpatía que despierta el payaso infantil. La bronca era el común denominador de los participantes en el debate.
No sería la primera vez que la conducción nacional interviene en el entuerto doméstico. El nivel de paciencia de Schiavoni o los paladines de Macri en su gabinete será directamente proporcional a la nueva bajada de línea.
Allegados a Pretto anticipan la respuesta. Aseguran que el puesto en el PRO Nacional que ofrecieron al diputado es expectable porque implica la coordinación de tareas entre el intendente y legisladores. No obstante, dejan la puerta entreabierta y afirman que ambos puestos son compatibles porque se trata de una Secretaría que no fue creada por carta orgánica.