Salario inicial de municipales llegará a $19.324 en 2017

Los negociadores del intendente Ramón Mestre y el Suoem preacordaron una nueva suba del 4% en diciembre. La pauta salarial acumulada de 2016 cerrará en 36,3 puntos.

Por Yanina Passero
[email protected]

daniele-pacman_suoem_municiaplesEra previsible: el Ejecutivo municipal cedió ante la coerción del caudillo del Suoem, Rubén Daniele. Con asambleas desperdigadas por todas las reparticiones y un paro general programado para el martes próximo, el secretario General del Palacio 6 de Julio, Daniel Arzani, propuso un incremento del 4% en diciembre y 2,1% en enero.
La comisión directiva convocó a sus delegados en la ventosa tarde de ayer para analizar la nueva oferta. El ejercicio cerrará con un aumento salarial acumulado del 36,3%; que con el par de puntos acordado para enero, que se ejecutará con el Presupuesto 2017, el sueldo bruto inicial de un trabajador sin antigüedad será de $19.324 en el primer mes de año, sin incluir los aderezos como horas extra, prolongaciones de jornadas y bonificaciones que representan un 20% más de ingresos.
Daniele llevará este lunes los mandatos de sus delegados al despacho de Arzani. Un detalle: el sindicalista mejora la venta a su frente interno adicionando la cifra porcentual que se cobrará en febrero. Se da por descontado que la aceptación será general. El incremento cerraría para el sindicato en todos los frentes.
1) Sacó ventaja a las proyecciones de inflación para el cierre del año y el techo del 25% que había fijado el Intendente minutos antes de comenzar la primera negociación de año, cuando el espíritu positivo invadía a los integrantes de Cambiemos.
Con el 10% y 8% cerrado para marzo y mayo, respectivamente, todo hacía presumir que no sería factible el deseo oficial. La reactualización del 7% y 3% de la segunda ronda sepultó aquella promesa de destinar mayores recursos para el disfrute de los vecinos a través de obras. Más tarde, la suerte acompañaría al radical con acuerdos históricos con la Provincia por fondos para salud y educación y el acceso del municipio al mercado internacional de créditos.
2) El gremio impuso, además, una cláusula gatillo por si el acuerdo suscrito queda por detrás de la variación de precios final de 2016. El riesgo es alto. Hay consultoras privadas que vaticinan cerca de los 43 puntos.
Si el ofrecimiento prospera, debería volver la paz a la Municipalidad de Córdoba. Mestre (y los contribuyentes) pasarán las fiestas de fin de año con los servicios en funcionamiento. El precio será alto y cabe preguntarse cómo se sostiene el aumento salarial del 18% estimado para 2017, según consta en el Presupuesto que tomó estado parlamentario en la sesión de ayer en el Concejo.
Lo cierto es que el tremendo poder de fuego que consiguió el Suoem con Daniele a la cabeza por más de tres décadas -con connivencia política, por supuesto- no deja demasiado margen de maniobra al poder político. Son varios los intendentes que asumieron con la promesa de “ponerle el cascabel al gato”, pero, una vez en el principal despacho municipal, entienden rápidamente que es mejor convivir con el cogobierno del histórico sindicalista que enfrentarlo. En nivel de tolerancia vecinal es muy bajo.
Probablemente, el más aguerrido fue Daniel Giacomino que recortó horas extra y buscó acotar la injerencia del Suoem en el manejo del Estado municipal. La ciudad se convirtió en un campo de batalla. Y si bien la imagen pública del farmacéutico ascendió a niveles insospechados durante los momentos de mayor conflictividad, la ciudadanía no mantuvo su apoyo en el tiempo ante la paralización de los servicios.
Está claro que el respaldo del vecino es fundamental, pero es real que los mandatarios no lo tienen pese a los reproches ciudadanos que suscita la figura de Daniele.