Casi la mitad de los recursos para obras en municipio provendrán de la Nación

El proyecto de presupuesto prevé $ 4.700 millones, 2.000 millones están acordados con Macri. La presión impositiva subiría 20% promedio.

Por Gabriela Origlia

obras-reasfaltado-4Al igual que la Unicameral, el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba empezará a analizar el presupuesto municipal para el año que viene que también tiene eje en la obra pública. En años electorales –como es el 2017- no sorprende que los gobernantes se vuelquen a “mostrar” obras lo que, en general, también reactiva el empleo.
El presupuesto municipal incluye ingresos y gastos por 20.088 millones de pesos, el 50 por ciento más alto del que está en ejecución.
En materia de tasas municipales, el proyecto establece un incremento del 20 por ciento sobre la Inmobiliaria, los mínimos de Comercio e Industria y las que inciden en servicios varios. En las principales cargas no hay modificaciones de alícuotas pero –como se convirtió en una costumbre- se instrumenta un fideicomiso para financiar el área de Salud, la sobretasa alcanzará hasta el diez por ciento.
Ayer tomaron estado parlamentario las iniciativas de Presupuesto, Código Tributario y Ordenanza Tarifaria Anual que serán analizados en comisión y aprobados en doble lectura después de la realización de una audiencia pública.
De la misma manera que el gobernador Juan Schiaretti destinará el 17,2 por ciento del gasto a la obra pública, el intendente Ramón Mestre también impulsa ese segmento; incluyó en la iniciativa una partida de 4.736 millones de pesos para pavimentación, desagües, cloacas y alumbrado público. La suma representa el 23,5 por ciento del total del gasto.
Con todo y aunque lo destinado a obras es récord, el mayor gasto en 2017 volverá a ser en salarios, el 44 por ciento del global, unos 9.000 millones de pesos. La suba prevista para los empleados el año próximo es del 17 por ciento, un punto menos de lo presupuestado por la provincia.
En ambos casos va en línea con la inflación proyectada por la Nación pero seguramente será rechazada por los gremios que esperan recuperar algo del poder adquisitivo perdido este año. De hecho, después de varios días de negociación, desde el Suoem indicaron que se agudizará el conflicto luego de no llegar a un acuerdo en el reclamo paritario del actual período.
El sindicato pide considerar la inflación Congreso que superará el 40 por ciento, mientras que la Comuna propone emplear el IPC Córdoba, que está unos diez puntos debajo, y la inflación medida por San Luis.
Para el 2017 la administración mestrista espera colocación de letras por unos 650 millones de pesos, aunque no saldría al mercado internacional.

Presión tributaria y transporte
Para el año que viene el presupuesto establece un incremento de 19,8 por ciento en la tasa Inmobiliaria que también, en promedio, será la que se use para los mínimos de Comercio e Industria y en el resto de las tasas por servicios varios. Para los contribuyentes cumplidores, el Inmobiliario subirá el 17 por ciento.
En el caso de las propiedades, la valuación municipal es más alta que la provincial, que este año será readecuada hasta quedar a un nivel que será la mitad de la comunal mientras que en el interior, el alza será del 20 por ciento. El aumento del impuesto provincial será de 30 por ciento promedio, con un tope del 36 por ciento.
El Ejecutivo municipal crea un nuevo fideicomiso para financiar gastos en Salud: los recursos se obtendrán con una sobretasa de hasta el diez por ciento para todos los contribuyentes de Comercio e Industria, Rodados e inmuebles baldíos. La expectativa es recaudar unos 280 millones de pesos anuales.
Los recursos destinados a “servicios” –el capítulo principal es Higiene Urbana- se llevan el 18 por ciento del total, 3.615 millones de pesos. No hay dinero previsto para subsidios del transporte. Este año, en junio, sin aviso previo la Municipalidad eliminó el subsidio al usuario a través de la tarjeta Red Bus, que era del diez por ciento. Esos fondos fueron redireccionados a las empresas para amortiguar la suba de los costos.
En función de qué envíos haga la Nación para el sector se deberá definir la suba del boleto que se trataría antes de fin de año en el Concejo Deliberante.