Bono de fin de año: vara alta de Nación presiona a la Provincia

El anuncio de la Casa Rosada de otorgar una suma extraordinaria para sus empleados de entre 2.000 y 3.500 pesos parece precipitar la decisión del Panal.

0013977402La Casa Rosada rompió con la incertidumbre del bono de fin de año y dio el primer paso al anunciar un pago extraordinario de entre 2.000 y 3.500 pesos parar los trabajadores estatales. La inesperada medida conmovió a las provincias y al sector privado, que aguardaban a la semana que viene para evaluar el desenlace de las negociaciones con la CGT y el Gobierno.
Los montos que fijó la Nación (escalonados según la función: a menor categoría mayor remuneración) ponen una vara alta para la Provincia, que – aunque aseguraba su concreción- se movía entre evasivas para responder al pedido de los trabajadores cordobeses que ya lleva casi cinco meses.
Con esta medida, que comprende a 220.000 trabajadores, la Nación envió un gesto de confianza a los empresarios y a la CGT, que mañana se movilizará hacia el Congreso por la sanción de la ley de emergencia social junto a varias organizaciones. Anticipándose a lo que suceda el lunes en la mesa “para la Producción y el Trabajo”, la Casa Rosada le quitó impacto a la marcha y puso márgenes más claros al bono para el empresariado.
Sin embargo, para las provincias que aún no lo concretaron- entre ellas, Córdoba-, el bono nacional las pone en aprietos y refuerza la postura de los gremios. Hasta el momento sólo cuatro administraciones dieron un plus extraordinario: Chubut, La Pampa, San Juan y, recientemente, Salta.
Fuentes cercanas al Panal señalaron que el anuncio los tomó por sorpresa y que, en un principio, complica las proyecciones de la Provincia, porque ya no administra los mismos tiempos. No obstante, sólo para resaltar, el martes el mismo presidente Mauricio Macri compartió el día con los gobernadores peronistas, entre ellos Juan Schiaretti.
Si el anuncio de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, de reabrir la discusión salarial en la Provincia de Buenos Aires le imprimió cierta presión al Panal, el acuerdo de la Casa Rosada con el gremio que conduce el ex kirchnerista Andrés Rodríguez le agrega otro peso. Aunque también es posible que El Panal pretenda mantenerse lo más sólido posible hasta último momento.
Las fuentes provinciales concuerdan en que los montos que dispuso la Nación para sus trabajadores están por encima de lo se esperaba. Sin embargo, no pueden dar precisiones sobre la cifra del bono provincial, ni la fecha en que la Secretaría General de la Gobernación, bajo la estricta supervisión de Schiaretti, revelará incógnita.
“Hay disposición del Gobierno provincial de otorgarle un bono de fin de año a los empleados estatales, pero la posibilidad de concreción y el monto dependerá de cómo evolucione la recaudación provincialque bajó el último mes y este mes sigue bajando”, se resguardó una fuente cercana al amplio y luminoso despacho de la Casa Espejada.
La semana pasada, el gobierno provincial intentó bloquear el “Efecto Vidal” sobre los estatales cordobeses. La reapertura de la paritaria no es una posibilidad para la administración local y entonces mostró los números de la recaudación de octubre, que según su informe, cayeron respecto de igual mes del año pasado casi cinco puntos. En septiembre, los ingresos habían aumentado casi en igual porcentaje.
Extraoficialmente, no se descarta que pueda haber un anuncio la semana que viene, luego de la movilización del SEP y de mañana, de la UEPC.

Presupuesto
Aún con el bono de fin de año sin resolver, El Panal ya calcula cuál será el aumento que tendrá en materia salarial el año próximo: 18 por ciento, según se desprende del presupuesto que presentó el martes en la Legislatura Unicameral el ministro de Finanzas de la Provincia, Osvaldo Giordano.
La suma, en sintonía con la proyección inflacionaria que estipula la Casa Rosada, no generó mayores simpatías entre los dirigentes estatales, que actualmente reclaman por la reapertura de la mesa de negociación salarial.
“Todos los años, la Provincia calcula una pauta salarial más baja y una inflación también más baja”, señaló el secretario general de la UEPC, Juan Monserrat.