Nuevo “consejo presidencial”, con membresías cordobesas

Dos de los veintiún miembros del nuevo Consejo Presidencial son cordobeses: el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Domingo Sesín, y el rector de la UNC, Hugo Juri.

Buenos Aires - 15.11.16 - El presidente Mauricio Macri recibió hoy, en Casa de Gobierno, a los miembros del Consejo Presidencial Argentina 2030, un espacio plural, multidisciplinario y abierto para generar metas de desarrollo en el país a mediano y largo plazo. Foto: Presidencia/telam/cf

El presidente Mauricio Macri puso esta semana en funciones el Consejo Presidencial Argentina 2030, un cuerpo conformado por intelectuales y personalidades de distintos ámbitos que discutirán con el primer mandatario distintas temáticas atenientes a reformas y políticas públicas para el país.
La conformación inicial del Consejo Presidencial tiene veintiún miembros, entre los que se destacan dos cordobeses de renombre: el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Domingo Sesín, y el rector de la UNC, Hugo Juri.
En un cuerpo atestado de bonaerenses y porteños, la inclusión de los dos cordobeses pone en evidencia una vez más la actitud de gratitud que el Presidente mantiene para con la provincia mediterránea, a pocos días del primer aniversario de la victoria en la que Córdoba generó el volumen electoral necesario para colocarlo en el sillón de Rivadavia.

Análisis de prospectiva
La presentación de Argentina 2030 se realizó el pasado martes en el salón Eva Perón de la Casa de Gobierno, presidida por el presidente Macri. Además, estuvierpn presentes el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui.
Argentina 2030 fue definido por el gobierno como “un espacio plural y multidisciplinario de diálogo entre el gobierno y la sociedad para la elaboración de una visión compartida de la Argentina a la que aspiramos.
Entre sus principales objetivos se encuentra realizar un análisis prospectivo, es decir, “entender y anticipar las grandes tendencias globales e identificar las oportunidades y desafíos que estas generarán para la Argentina del futuro”, así como “definir y debatir los ejes estratégicos que requieren transformaciones claves para convertir la Argentina 2030 en realidad”.
Además del Consejo Presidencial, se prevé la realización de discusiones entre grupos de trabajo constituidos por especialistas, así como seminarios en universidades nacionales y organizaciones de la sociedad civil.
Los veintiún miembros iniciales, a los que podrían sumarse otros en el futuro, son: Marcos Aguinis, María Ángela Guevara de Galli, Javier González Fraga, Galo Soler Illia, Ana Belén Elgoyhen, Guillermina Tiramonti, Enrique Valiente Noailles, Guibert Englebienne, José María Fanelli, Liliana Forzani, Melina Furman, Diego Golombek, Hugo Juri, Juan Llach, Andrés López, Ana María Mustapic, Domingo Sesín, Vicente Palermo, Fernando Polack, Julia Pomares y Rosario Quispe.

Cordobeses
La inclusión de cordobeses en el Consejo Presidencial no recayó azarosamente, sino que cada una de las selecciones guarda un especial significado para el presidente Macri.
En el caso de Sesín, su inclusión en Argentina 2030 representa una reivindicación del macrismo hacia el influyente magistrado, tras el retiro de su postulación a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
La misma había sido presentada en octubre por la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner, a pocos días de conocidos los resultados de la primera vuelta electoral que disparó la carrera hacia el balotaje del 22 de noviembre pasado. En simultáneo, la presidente Fernández de Kirchner había también propuesto al juez Eugenio Carlos Sarrabayrouse.
Sin embargo, ambas postulaciones fueron retiradas antes de que el Senado de la Nación prestase acuerdo para su designación, reemplazándolos por los hoy jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.
En el caso del titular de la Casa de Trejo, el medico radical Hugo Juri dio el puntapié inicial para una de los procesos de integración del sistema universitario más profundos del período democrático.
El mismo consiste en la realización de acuerdos entre las universidades nacionales y los institutos terciarios de todo el país, para generar reconocimientos de trayectos académicos que promuevan la movilidad estudiantil, disminuyan la deserción y permitan reconocer saberes personas que hoy se encuentran fuera de los claustros universitarios.
Además, la cuatricentenaria UNC es una de las instituciones con más prestigio en la opinión pública de la sociedad cordobesa y de las que más confianza proyecta a través de su participación en iniciativas públicas.