Sabbatella intenta agrupar a la tropa K local

A días del acto promocionado como “Convocatoria Federal Kirchnerista”, el ex titular de la Afsca estuvo en la ciudad. El líder de Nuevo Encuentro pasó por Córdoba en febrero, antes de quedar imputado por presunta defraudación al Estado.

sabbatellaEl próximo 7 de diciembre está previsto un acto en Buenos Aires, con el objetivo de reunir a los seguidores de Cristina Fernández de Kirchner.
La ex presidenta intentará desafiar al peronismo y estrenar una nueva nomenclatura política. Siempre autorreferencial, intentará movilizar a sus fieles bajo la consigna “Convocatoria Federal Kirchnerista” (CFK).
A un año de su despedida del poder, Fernández de Kirchner planea otro show, sin lugar confirmado por ahora. Pese al intrincado panorama judicial que enfrenta, sueña con ser candidata el año que viene y hay dirigentes que la apuntalan.
El kirchnerismo está fracturado y los gobernadores e intendentes del Partido Justicialista no serán de la partida. En tanto, acatarán la orden Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella; Miles, que integra a Luis D’elía, Gabriel Mariotto y Amado Boudou, y Kolina. También se descuenta que darán el presente los siempre fieles Jorge Capitanich y Agustín Rossi .
En ex titular de la disuelta Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) estuvo ayer en Córdoba, intentando agrupar a la tropa K local.
En un territorio que no le pertenece, el ex funcionario se refirió a las elecciones legislativas de 2017 y dijo que no está preocupado por los candidatos, sino por “el deterioro económico y social”.
Según el líder de Nuevo Encuentro, la idea es “frenar el retroceso” para “sostener un piso de derechos, valores y conquistas”. Como no podía ser de otra manera, el culto al líder fue parte de su discurso y, así, manifestó que “Cristina pide por una nueva mayoría”.
Sabbatella pasó por Córdoba en febrero, en el marco de los recorridos que emprendieron varios referentes del kirchnerismo, denominados “Plazas de los Pueblos”. En esa oportunidad fue mucho más beligerante. Aún atónito por el triunfo de Cambiemos, declamó varias veces “estamos vivos” ante unas dos mil personas.
En el Parque Sarmiento, arengó a los asistentes con audios de Fernández de Kirchner, a quien llamó “presidenta de las corazones”; se proclamó como integrante del “peronismo del siglo 21” y aseguró que la nueva administración era un gobierno legal que actuaba “como uno de facto”.
En el acto también habló el ex director de la delegación cordobesa de la Afsca, Carlos Vicente, quien en la misma sintonía dramática sostuvo que Macri se manejaba “como un príncipe”.
Sabbatella forma parte del elenco de funcionarios que quedaron en la mira de la Justicia luego de que el kirchnerismo dejó el poder.
A principios de octubre, el fiscal Carlos Stornelli lo imputó por la presunta malversación de diez millones de pesos del erario público. Se sospecha que le entregó dinero a asociaciones K con el fin de que redirigieran el dinero a su frustrada campaña política para vicegobernador de la provincia de Buenos Aires.
La causa –que quedó radicada ante el juez federal Luis Rodríguez- se generó a partir de la denuncia de la abogada Jacquelina Dinale, del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom).
En base a un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), que detectó irregularidades en la administración de los recursos destinados al llamado Fondo de Fomento para Medios de Comunicación Audiovisual y a varias iniciativas especiales de rubro, la letrada involucró al dirigente en la comisión de los delitos de fraude al Estado, abuso de autoridad y violación de deberes.
En su requerimiento, entre otros episodios irregulares, Stornelli recordó que la directora de Proyectos Especiales de la ex Afsca, Andrea Conde, puso en funcionamiento un convenio entre la entidad y el Foro Argentino de Radios Comunitarias y pidió $650.000, aunque en el expediente no figura constancia documental alguna sobre esa erogación.
Conde fue candidata a ocupar una banca en la legislatura porteña en la elección de julio de 2015, por el FpV, al igual que Sabbatella.