Schiaretti apuesta a la obra pública en el presupuesto 2017

Destinará a inversión el 17,2% del gasto total; espera otorgar una suba salarial a estatales del 18% en forma escalonada. Los impuestos suben en promedio el 35%.

Por Gabriela Origlia

ilustra-giordano-y-gonzalez-pendrive-peso_presupuesto
Gonzalez presidente provisorio de la Legislatura Unicameral y el ministro de finanzas Giordano.

Con suba de impuestos promedio del 35 por ciento, una proyección de incremento salarial escalonado del 18 por ciento anual y una inversión estimada en 30.866 millones de pesos (17,2 por ciento del gasto total), el ministro de Finanzas Osvaldo Giordano presentó ante los legisladores la iniciativa del presupuesto cordobés para el año que viene.
Ante la Comisión de Economía de la Unicameral, Giordano estimó que el año próximo el crecimiento nominal del PBI será del 24 por ciento e insistió en que la suba de impuestos sigue el ajuste por inflación. En ese contexto reconoció que la presión tributaria alcanzó un récord de 42,5 por ciento en Córdoba (incluyendo todas las jurisdicciones) por lo que señaló que no se crearán nuevos impuestos ni se aumentarán por encima de la inflación.
(Viene de Tapa)
En el caso del Inmobiliario Urbano se actualizará el valor de las propiedades; en la ciudad capital el precio fiscal será la mitad de la valuación municipal y en el interior, un alza del 20 por ciento. Con todo, el incremento nominal será de 30 por ciento promedio, con un tope del 36 por ciento. Se elimina el Fondo para el Financiamiento del Sistema Educativo (Fofise) y se amplían las exenciones para cubrir a todos los indigentes y adultos mayores pobres.
En el Rural hay controversia con las entidades agropecuarias porque se oponen a la suba. Hay una revaluación de campos para equipararlos con los de Santa Fe y Buenos Aires (desde el ‘93 no se hacía en Córdoba) y la suba promedio será del 35 por ciento, con un techo del 45.
Los productores reclaman que no puede haber subas después del castigo que implicaron las inundaciones –la Bolsa de Cereales estima las pérdidas en lo que va del año en 15.000 millones de pesos- y de los problemas de infraestructura que vienen de larga data.
Para el impuesto Automotores hay baja de alícuota para unidades de menos de 250.000 pesos y quedan exentas las motos con bases imponibles debajo de 20.000 pesos.
En el caso de las motos el impuesto se determinará en función de los valores informados por la Asociación de Concesionarios (Acara), abandonando el esquema de pago en función de la cilindrada y se incorpora la aplicación del impuesto sobre las embarcaciones.
Para Ingresos Brutos sube de 56 millones a 80 millones de pesos el monto de facturación a partir del cual se aplica para industrias; el límite de ventas facturadas para la reducción del 30 por ciento en la alícuota pasa a siete millones de pesos anuales y salta de 14 millones a 20 millones la facturación para pagar los fondos específicos.
Los contratos de locación de bienes inmuebles quedan exentos del impuesto de Sellos hasta un alquiler de $7.000 mensuales, si es para vivir; las órdenes de compra con el Estado pagarán la alícuota general del 12 por mil sólo si las mismas superan los $90.000; caso contrario, estarán exentas. Las inscripciones de maquinarias agrícolas (0 km) y equipamientos viales pagarán alícuota del 15 por mil (representa la mitad de la alícuota aplicada este año).
Salarios e inversión
“El desarrollo exitoso de un país está atado a una fuerte inversión en infraestructura”, dijo Giordano para presentar ese capítulo del proyecto de presupuesto que –en un año electoral- es clave.
El 42 por ciento del total está destinado a obras viales; 23 por ciento del global del ítem va para gas (están incluidos los gasoductos troncales), y el 21 por ciento a aguas y cloacas. Vivienda –entre otros segmentos- se queda con el tres por ciento.
La proyección es que la inversión directa sea el 18,7 por ciento del gasto total y equivalga al 6,7 por ciento del Producto Bruto Geográfico.
A la hora de analizar el perfil de la deuda provincial, el ministro insistió en que no supera el 15 por ciento de los recursos estipulados por ley; el pico del pago de servicios es en el 2021 con el 12,5 por ciento, mientras que el próximo alcanzan el 8,6 por ciento.
Giordano señaló que la pauta salarial incluida en la iniciativa es del 18 por ciento a pagar de manera escalonada, lo que supone un aumento del 20 por ciento en la masa de recursos destinados a ese fin.
Según datos de Finanzas, la remuneración bruta promedio que paga el Estado provincial es 52 por ciento mayor al sueldo bruto medio que percibe un trabajador privado en Córdoba a la vez que está entre las más altas del país, junto con Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut.