La paritaria del Suoem tendrá índice de inflación propio

El gremialista Rubén Daniele aplazó para hoy la asamblea de delegados donde se definirían los pasos a seguir para acelerar un acuerdo salarial. Para contener la conflictividad, el Ejecutivo analiza promediar las variaciones de precios informados por el Indec, el Congreso y el Gobierno de la Provincia, entre otros. Todavía no hay números en la mesa.

daniele suoemLas asambleas rotativas dispuestas por la conducción del Suoem cumplieron la quincena programada con el primer objetivo parcial cumplido: los negociadores del intendente Ramón Mestre reabrieron la mesa de negociación salarial, pese a que días atrás el mandamás del Palacio 6 de Julio aseguró que el incremento del 30,9 por ciento concedido no había sido inmolado por la inflación.
El cambio de aire lo explica la determinación de la gobernadora macrista, María Eugenia Vidal, de aumentar el sueldo de los empleados públicos bonaerenses de manera contemporánea a la negociación de ministros nacionales de Cambiemos con el triunvirato de la CGT nacional por un bono de fin de año.
La semana abrió con una nueva reunión del cuerpo de delegados del Suoem, encabezados por Rubén Daniele. Previsiblemente, aquellos dirigentes de base (que son el primer filtro del descontento de los afiliados) no se conformaron con el cambio de parecer de los funcionarios mestristas que mostraron aperturismo, alentados por la repentina “libertad de jurisdicción” de los responsables de gobierno de Cambiemos.
Sin resultados que exhibir pese a la seguidilla de encuentros con el secretario General de la Municipalidad, Daniel Arzani, Daniele logró imponer un cuarto intermedio para retomar la deliberación en la jornada de hoy. El avezado sindicalista tomó la decisión no sólo para bajar la espuma en el frente interno, sino porque sabe que el Ejecutivo acusaría recibo de la disposición.
Una medida dilatoria pacífica y de mayores efectos que un paro. El exintendente de Malvinas Argentinas convocó a Daniele apenas terminó la asamblea de delegados. En la jornada de hoy, el caudillo del Suoem tampoco tendrá avances para mostrar a sus adláteres, aunque quedó ratificada la voluntad de diálogo entre las partes. La escalada de conflictividad debería quedar contenida ante los signos de avance.
Si bien no hay números sobre la mesa, el Ejecutivo analiza como salida promediar los índices de inflación circulantes para aplicar en el recálculo de haberes. La discusión sobre el informe estadístico a aplicar empantanó la paritaria.
Desde el municipio, sostenían que la variación de precios a tomar debía ser del 27 por ciento, según la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia de Córdoba. El sindicalista tenía una vara más alta. Planteó que la cifra real era la expuesta por los diputados de la oposición, conforme a estudios de consultoras privadas: más del 35 por ciento con corte en octubre.
Los municipales acumulan un 30,9 por ciento con el último incremento que se abonó con la liquidación de septiembre. Como se evidencia, la discusión entre el Ejecutivo y el sindicato no tenía salida si ambos defendían las estadísticas que se adaptaban a sus intereses.
Está claro que desde el momento en que Mestre siguió los pasos de Vidal –con quien últimamente aceita lazos- se intuía que habría un nuevo round para los salarios municipales. La idea inicial del oficialismo era postergar la pugna a enero con la inflación del año consumada.
No sería posible porque el efecto colateral será el impacto en la normal prestación de los servicios. El Intendente quiere un cierre de año tranquilo, a diferencia del 2015 que finalizó con una guerra campal por la aprobación del Ente de Servicios y Obra Pública, resistida por el Suoem.
Habrá que determinar también el alcance del promedio inflacionario, si el Suoem muestra ánimos de negociación. Esto es, si se reactualizarán los sueldos con los índices disponibles o se tomará una proyección para cerrar la pauta de haberes para lo que resta de año.
En los últimos doce meses la tasa de inflación que midieron entidades privadas se ubicó entre 43 y 44 puntos. Si se toma la variación de precios alternativa hasta abril último y se la acopla con las mediciones del Indec, recientemente saneado, se limita a 38 por ciento. Cabe recordar que el Surrbac, que marca el norte del Suoem, obtuvo 39 por ciento de julio de 2016 a julio de 2017.
Arzani y Daniele se volverán a reunir hoy, después del mediodía.