Con excusa gremial, Adiuc se suma a bloqueo contra Consejo Superior

La entidad gremial de los docentes universitarios se sumó a la convocatoria de organizaciones kirchneristas para interrumpir el funcionamiento del Consejo Superior.

ilustra-hujo-juri-arrojan-pelotaUna nueva sesión del Consejo Superior está convocada para la tarde de hoy, pero las múltiples convocatorias de manifestaciones, por parte de organizaciones opositoras a la gestión que encabeza el rector Hugo Juri, podrían derivar en una nueva interrupción, como ya ocurrió el martes 1 de noviembre.
A las organizaciones estudiantiles, se sumó ahora el sindicato Adiuc, que representa gremialmente a los profesores e investigadores de la Casa de Trejo.
Aunque su conducción ya expresó su oposición a la realización de la Asamblea Universitaria del próximo sábado 19, la movilización al Consejo Superior está camuflada en esta oportunidad bajo un manto de reclamos por la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo docente.

Reclamos gremiales
Como si la UNC no estuviese a las puertas de uno de los procesos políticos más importantes y definitorios para el futuro de la Casa de Trejo, la conducción de Adiuc decidió entorpecer el funcionamiento del Consejo Superior con su reclamo de aplicación de la versión local del Convenio Colectivo de Trabajo.
El mismo se trata de una adaptación del Convenio acordado a nivel nacional, pactado en la UNC entre la conducción que lideran Pablo Carro y Sandra Mutal con el exrector Francisco Tamarit, con quien supieron compartir una prolongada armonía bajo el paraguas de los años de auge kirchnerista.
La versión vernácula se distancia del original nacional en detalles que fueron amablemente cedidos por el físico Tamarit para mayor beneficio del gremio, entonces oficialista. Así, los titulares de Adiuc consiguieron del exrector una “cuota solidaria” (y casi obligatoria) que deben pagar todos los docentes no agremiados cada vez que aquel acuerda un aumento salarial, a cambio de requisitos más rígidos para el ingreso de docentes interinos sin concurso a la carrera docente.
Es la aplicación de este último punto lo que más urge ahora a la conducción de Adiuc y, convenientemente para el espacio kirchnerista, han decidido reclamarlo en el Consejo Superior. El argumento es que la comisión ad hoc que debe redactar un borrador de reglamentación, de la que participan el oficialismo y la oposición en partes iguales, se estaría demorando.

Interrupción al Consejo Superior
Además de Adiuc, distintas organizaciones convocaron a manifestarse en el Consejo Superior, reclamando que dicho órgano suspenda la sesión de Asamblea Universitaria del sábado 19 de noviembre.
La Asamblea deberá discutir sobre modificaciones al sistema de elección de autoridades unipersonales (rector, decanos y sus vices), con una probable instauración del sistema de elección directa.
Sin embargo, los opositores buscan evitar que triunfe la propuesta oficialista de ponderación simple, que implica generar un solo padrón para cada claustro, evitando las desigualdades que hoy existen entre votantes de distintas unidades académicas.
Para lograrlo, el bloque kirchnerista estaría dispuesto a utilizar la fuerza como medio para interrumpir la sesión, como ya lo hicieron el pasado martes 1 de noviembre.
Entre las principales agrupaciones que buscan la interrupción se encuentran La Bisagra, La Mella, El Módulo de Arquitectura, La Cámpora, La Tupac Amaru y Quebracho, todas identificadas con el kirchnerismo.
Además, cinco decanos coinciden en oponerse a la realización de la Asamblea: Diego Tatián (Filosofía y Humanidades), Mirta Iriondo (Famaf), Gustavo Chiabrando (Ciencias Químicas), Myriam Kitroser (Artes) y Silvina Cuella (Ciencias Sociales).