UNC: Oposición K apunta todos los cañones contra reforma política

En la recta final hacia la Asamblea Universitaria, la oposición kirchnerista multiplica sus esfuerzos por frenar la reforma política.

asamblea-uncAl final de esta semana, la UNC consumaría finalmente un cambio que su comunidad ha discutido durante las últimas dos décadas: instaurar la elección directa de las autoridades personales (rector y decanos).
Sin embargo, la Asamblea Universitaria que concretaría la modificación estatutaria está amenazada por el bloque kirchnerista de la política universitaria, el cual no ha escatimado esfuerzos políticos, legales y hasta de coerción física hacia las autoridades de la Casa de Trejo para impedir que la reforma se lleve a cabo.
En los últimos días, distintas instituciones gobernadas por dicho sector se expresaron a través de sus respectivos órganos, reclamando la postergación de la Asamblea Universitaria hasta un momento más conveniente para sus pretensiones.

Facultades opositoras
La entente kirchnerista que busca bloquear la Asamblea se sustenta sobre dos pilares políticos: las cinco Facultades que dicho grupo conduce y las dos agrupaciones políticas que acompañan los reclamos.
En el primer grupo, se encuentran los líderes más visibles del bloque. Se trata de los decanos Diego Tatián (Filosofía y Humanidades), Mirta Iriondo (Famaf), Gustavo Chiabrando (Ciencias Químicas), Silvina Cuella (Ciencias Sociales) y Myriam Kitroser (Artes).
En la vertiente estudiantil se destacan La Bisagra y La Mella, acompañadas de otras organizaciones que adhieren tanto a los reclamos como a las acciones de protesta: El Modulo de Arquitectura y Diseño Industrial, La 15 de Junio, La Cámpora, la Tupac Amaru y Quebracho, entre otras.
La semana pasada, tanto el Consejo Directivo de Ciencias Químicas como el de Filosofía y Humanidades emitieron sendas resoluciones reclamando la postergación de la Asamblea Universitaria.
En el caso de Ciencias Químicas, la misma se aprobó por mayoría y propone que se postergue hasta lograr involucrar a la comunidad en la discusión.
Los mismos fundamentos utiliza Filosofía y Humanidades, además de mencionar “que se encuentran en proceso de normalización la Facultad de Ciencias Sociales y la Facultad de Ciencias de la Comunicación que se ven excluidas de la participación en la Asamblea Universitaria convocada”.
Asimismo, esta unidad académica emitió otra resolución expresando “la preocupación por la incorporación de dos modificaciones del estatuto de la Universidad Nacional de Córdoba sin el previo conocimiento de los asambleístas de la Facultad de Filosofía y Humanidades”.
Esta se refiere a la incorporación en el temario de la Asamblea Universitaria del sábado de dos temas que fueron acordados en la comisión ad-hoc de Reforma Política del Consejo Superior, con el consenso de todos los sectores involucrados.
Los mismos consisten en la incorporación de representantes de los establecimientos preuniversitarios (Colegio Nacional de Monserrat y Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano), y de tres correcciones de redacción al texto vigente del Estatuto.

Reclamos gremiales
A las expresiones institucionales se le sumaron declaraciones de Adiuc, el gremio de los docentes e investigadores de la UNC, y de Conadu, una de las seis centrales sindicales nacionales. Adiuc, filial local de Conadu, publicó una “Carta pública al Rector, al HCS y a la comunidad universitaria”.
La misma pondera favorablemente las intenciones del oficialismo universitario por llevar a cabo la Asamblea Universitaria (“es innegable la relevancia de estas cuestiones para el futuro de la UNC en términos políticos, académicos, presupuestarios y científicos”) y no evita los pases de facturas internos hacia los exrectores K, Carolina Scotto y Francisco Tamarit.
“También es necesario decir que una transformación de los sistemas electorales orientada hacia la democratización, la participación igualitaria y la ampliación de la ciudadanía es una deuda pendiente en nuestra universidad, que a pesar de las promesas no avanzó en cambios concretos”, expresa el comunicado, enfatizando además: “sin mencionar cuestiones de fondo como la posibilidad de elección directa de los cargos unipersonales, lo cierto es que desde hace muchos años cuestiones como la representación política de las escuelas preuniversitarias, entre otros espacios que conforman la UNC, vienen siendo excluidas de la agenda”.
Sin embargo, luego retoman los argumentos de la supuesta desinformación y de la exclusión de Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación para justificar su oposición a la Asamblea Universitario del próximo sábado.
En el mismo sentido se expresó Conadu, aunque transparentando uno de los fundamentos que el kirchnerismo local evita mencionar en demasía: el temor de que cuatro Facultades en las que dicho sector tienen una participación minoritaria (Ciencias Médicas, Ciencias Exactas, Derecho y Ciencias Económicas) recobren centralidad política en los próximos procesos electorales.

Consejo Superior
En la jornada de mañana se dará continuidad a la sesión del Consejo Superior que fue interrumpida violentamente por militantes de La Mella y La Bisagra. Además, concluida dicha sesión, se procederá a iniciar otra, correspondiente a la fecha en cuestión.
Uno de los temas a tratar será efectivamente un pedido formal de postergación de la Asamblea Universitaria, que quedó pendiente de la sesión anterior.
Sin embargo, en las redes sociales se multiplican las convocatorias a manifestarse e interrumpir una vez más el funcionamiento del Consejo Superior, procedentes de las distintas organizaciones involucradas.