Mestre hace equilibrio entre Mesa Cambiemos y Avilés

El radical quiere al disidente de aliado, pero no cuestiona conducción opositora

ramon-mestreRamón Mestre eludió una definición contundente sobre la extraña situación que se presentó en la formación de la Mesa Cambiemos de Villa Carlos Paz, donde los miembros de la conducción son abiertamente opositores al intendente Esteban Avilés, a quien la alianza quiere sumar para 2019.
El armado de la Mesa Cambiemos de Villa Carlos Paz era uno de las que más expectativa despertaba porque en esa ciudad hay para los aliados de la UCR, el PRO y el Frente Cívico un objetivo bien definido: incorporar a Avilés como socio para las elecciones provinciales de 2019, porque el intendente (radical disidente) ganó la última vez con la inusual fracción de los dos tercios de los votos.
Avilés se define a sí mismo como radical y mantiene muy buenas relaciones con los gobiernos de Mauricio Macri y de Juan Schiaretti. A todos les interesa tener cerca a un dirigente con semejante caudal de votos.
La Mesa Cambiemos, llamativamente, quedó integrada, como ya se informó, por dirigentes muy opositores de Avilés: el radical Jorge Lassaga y el juecista Walter Gispert (completa el grupo conductor, la macrista Viviana Massare).
Así, no quedó claro cuál será el rumbo de la coalición en Villa Carlos Paz, es decir, cómo se hará para cerrar un acuerdo político con Avilés de la mano de dos dirigentes parados en la vereda de enfrente del intendente.
En el acto de lanzamiento del grupo, el lunes pasado, se leyeron mensajes de adhesión del presidente de la UCR provincial, Alberto Zapiola, del titular del PRO, Javier Pretto, y del jefe del Frente Cívico, Luis Juez.
Esos respaldos significaron el apoyo oficial de los partidos, pero faltaba la palabra de quien, probablemente, sea el más interesado en sumar a Avilés.
Ramón Mestre necesita incorporar votos de todas las vertientes no peronistas para tratar de recuperar para el radicalismo el gobierno provincial en 1999, veinte años después de que justamente su padre lo perdiera a manos de José Manuel de la Sota.

Empate
En declaraciones a Carlos Paz Vivo!, Mestre buscó el equilibrio entre el respeto a las decisiones partidarias y el interés que tiene por Avilés.
“Estoy ocupado de la gestión municipal y todas las cuestiones partidarias las tienen que llevar adelante quienes conducen el partido”.
“Yo soy muy respetuoso de cada uno de los distritos, de cada uno de los circuitos, de cada uno de los departamentos”, señaló el intendente.
Mestre sostuvo que “son los dirigentes los que se tiene que poner de acuerdo, los que tienen representación y quienes en definitiva están enmarcados dentro de los partidos que integran Cambiemos”.

Igual de ocupado
Respecto de su actual relación con el intendente Esteban Avilés, manifestó que “en algunas oportunidades nos encontramos en la Mesa Provincia-Municipios”. “Me imagino que él está igual de ocupado que yo trabajando en todas las cuestiones de su ciudad”, cerró.