Traer el yate de Jaime al país costará casi un millón de pesos

2016-11-10_casanelloEl juez Sebastián Casanello, quien procesó a Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito, quiere repatriar el yate del ex ministro del Transporte kirchnerista, preso en la cárcel de Ezeiza desde abril por varios casos de corrupción. La intención del magistrado es asegurar la con-servación del bien y el eventual recupero de activos. La embarcación está varada en Piriápolis, Uruguay, desde el 2013, cuando fue detectada e inmovilizada por la Justicia argentina. Costó un millón de dólares y es uno de los tantos bienes que adquirió mediante testaferros, como casas en un country de Córdoba, autos, una residencia de fin de semana en San Isidro, un hotel en Carlos Paz y un avión valuado en cuatro millones de dólares.

El yate es un modelo Altamar 64 y fue adquirido por una empresa fantasma con sede en Estados Unidos, en marzo de 2009, poco antes de que Jaime dejara el cargo. En la pesquisa se determinó que detrás de la compra hay ejecutivos de la empresa Trenes de Buenos Aires, que explotaba ferrocarriles y colectivos bajo el control de Jaime. De hecho, los investigadores no descartan que haya sido una de las varias coimas que cobró de empresarios a los que debía controlar.

La embarcación produjo gastos portuarios que tiene que pagar el Estado argentino para que Uruguay permita el traslado a la Argentina.

Según los cálculos que hizo Prefectura, al 27 de octubre hacían falta 850.000 pesos para traerla. Casanello le pidió a la Dirección General de Ad-ministración Financiera del Consejo de la Magistra-tura una partida de 990.000 pesos, ya que calculó los eventuales aumentos que podría generar la demora en el costo del amarre