Inflación: para el Suoem es del 35%; para el municipio, 27%

La nueva paritaria salarial de los municipales no tuvo mayores avances en la primera reunión formal de ayer. Rubén Daniele pidió un reajuste conforme al índice de precios que expone el Congreso.

danieleRubén Daniele nunca fue un kirchnerista ortodoxo. Su fidelidad al modelo nacional y popular de la década pasada quedaba suspendida cuando llegaba el momento de discutir paritarias con el intendente de turno. En la mesa de negociación, no apelaba a los informes maquillados del INDEC y sus célebres conclusiones como aquella que indicaba que una persona podía comer con seis pesos. Por el contrario, mostraba clara preferencia por los índices de consultoras privadas, objeto de demonización del matrimonio que comandó la Casa Rosada durante 12 años.
Como la estadística sirve a un propósito de gobierno, político o sectorial, se explica por qué hay tantas cifras como intereses.
El INDEC está en proceso de recuperación. Mientras tanto, a nivel nacional rodea un aura de credibilidad el índice presentado por los diputados opositores en el Congreso de la Nación. El gobierno de la Provincia de Córdoba tiene centro de cómputos propios. La Defensoría del Pueblo también monitorea los precios de la canasta básica de alimentos. Como se observa, existen varias referencias para promediar.
Precisamente, cuál será el índice de referencia que marcará la nueva paritaria municipal fue la pregunta que monopolizó la discusión entre el Ejecutivo y la cúpula del Suoem, en la tarde de ayer.
El referente de los empleados públicos, Rubén Daniele, se presentó a las 17 en punto en el Palacio 6 de Julio donde fue recibido por el secretario General, Daniel Arzani. El convite sucedió tras un período de incubación de 72 horas del virus que esparció María Eugenia Vidal.
La gobernadora de Buenos Aires desafió las pautas marcadas por su jefe político, el presidente Mauricio Macri, y descartó compensar los vaivenes de la inflación con la reapertura de la paritaria. Ofreció 3,5 por ciento de aumento, entre otros beneficios. Con el precedente, los gremios que se aprestaban a aceptar el bono de fin de año como último paliativo a la inflación vieron luz al final de túnel.
El gobierno de Juan Schiaretti intenta contener la nueva embestida sindical. El Suoem, el afortunado gremio municipal, logró reabrir la pugna con tan solo dos semanas de asambleas rotativas y una decisión de Vidal inesperada.
Acordar una nueva suba no será una tarea sencilla. El intendente Ramón Mestre dijo públicamente que los sueldos de los afiliados de Daniele no perdieron en la carrera contra la inflación. Guiño para Macri.
El caudillo sindical, conocedor de los códigos del nuevo contexto político, vaticinó una pelea larga. “Hay que prepararse para lo peor: es tener conciencia de que puede venir un conflicto largo, duro y hay que estar preparado para eso”, adoctrinó a sus delegados.
Los funcionarios responsables de conducir el acuerdo con el Suoem tratarán de ganar tiempo. Lógico, todavía sigue fresco el recuerdo de la negativa que no fue. Quizás por eso la primera discusión no salió de la frontera del índice de inflación a tomar.
Antes de la convocatoria oficial, Daniele sostenía que los salarios estaban atrasados un punto. La diferencia se amplió un poco más. Diputados opositores difundieron el material elaborado por consultoras privadas que reflejó una inflación acumulada de enero a octubre del 35,6 por ciento.
Lo cierto es que desde el municipio pretenden tomar el índice provincial. “Si estamos en Córdoba, tomamos la inflación de Córdoba”, razonan desde el Ejecutivo.
El último reporte del centro estadístico local informó que en el mes de septiembre de este año, el Índice de Precios al Consumidor Córdoba (IPC) registró un incremento en su Nivel General del 1,76% respecto al mes anterior y de 39,13% respecto a septiembre de 2015. En relación a diciembre de 2015, el nivel general tuvo una variación de 27,59%.