Martín Fresneda ignora su propia gestión

Luego de que el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, precisara que en el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) consta que durante la última dictadura las víctimas de desaparición forzada fueron 6.348, Estela de Carlotto y Martín Fresneda expresaron su disgusto.

2016-11-08_fresnedaLuego de que el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, precisara que en el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) consta que durante la última dictadura las víctimas de desaparición forzada fueron 6.348,  Estela de Carlotto y Martín Fresneda expresaron su disgusto.

“Ese informe nos humilla”, dijo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo.

Por su parte, el antecesor de Avruj y actual legislador de Córdoba Podemos cuestionó la difusión de los datos y aseguró que “hoy en Argentina se necesita cuantificar para intentar generar descrédito hacia una bandera”.

Al parecer, para el ex funcionario declamar “30 mil desparecidos” es un estandarte que, como un dogma religioso, no puede discutirse ni analizarse, pese a que ni el mismísimo Nunca Más plasma esa cifra.

Avruj reaccionó con rapidez: se comunicó personalmente con Carlotto y le explicó que el número que tanto la ofende surgió de un relevamiento que se hizo durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Además, declaró que la “cifra del Ruvte” no fue obra de la Administración de Mauricio Macri, sino que se creó en el 2013 y que fue ratificada por Fresneda, quien, a juzgar por sus declaraciones, no está al tanto de los pasos que se dieron durante su propia gestión.

Pese a aclarar que los datos oficiales -tanto de la Conadep como del Ruvte- ya figuraban antes y estaban disponibles, el actual secretario cayó en los lugares comunes de la corrección política y opinó que la cifra de 30 mil “es emblemática”.

La difusión del informe que crispó a los “referentes” de los derechos humanos surgió como respuesta al pedido de la Asociación Civil Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional. En agosto, ante las sucesivas polémicas que se generaron, la ONG le solicitó al Gobierno que diera respuestas en la materia.

Avruj dijo que los datos se conocen masivamente recién ahora porque la secretaría, que depende del Ministerio de Justicia, debió contestar un reclamo concreto de información. “No sé si la decisión de no revelarlo antes tuvo que ver con el doble estándar o si hubo una decisión política de no dar acceso en beneficio de otro interés político”, disparó finalmente.

Cabe recordar que Fresneda fue denunciado por presuntas irregularidades en el manejo de las indemnizaciones a ex presos políticos y a víctimas de militares y grupos paraestatales.

Sus oficinas fueron allanadas dos veces, luego de que  Julio César Aráoz, el dirigente peronista  que fue preso político entre 1970 y 1973, expusiera que el ex secretario no habilitaba el pago que le correspondía porque no era kirchnerista.