La Legislatura sesiona en Río IV; UCR pelea agenda política a UPC

Después de 16 años vuelve a reunirse el Poder Legislativo fuera de la Capital

sesion-legislaturaNo vamos a ir a un picnic”, anticipó ayer un legislador radical para explicar la batería de proyectos que se presentaron en las últimas horas relacionadas con promesas de los gobiernos de Unión por Córdoba a Río Cuarto, ciudad donde sesionará hoy la Legislatura provincial.
La Legislatura cumplirá hoy una sesión especial en la Sociedad Italiana de Río Cuarto, en lo que será una jornada histórica porque será apenas la segunda vez que la Cámara se traslada a esa ciudad. La primera ocasión fue el 29 de noviembre de 2000, cuando a instancias de Olga Riutort se sancionó la demagógica y lamentablemente replicada ley de cupo femenino del 50 por ciento (en Río Cuarto se reunió la Cámara de Diputados).
La excusa para llevar la Cámara a Río Cuarto es ahora el 230 aniversario de la fundación de la ciudad, realizada en 1786 por el marqués Rafael de Sobre Monte. Políticamente, será útil para la proyección que busca el vicegobernador Martín Llaryora por el interior provincial, ya sea para postularse para suceder a Juan Schiaretti, en 2019, o para encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales de Unión por Córdoba en 2017, según las diferentes hipótesis que se barajan.
Río Cuarto es un fetiche político para el peronismo cordobés. José Manuel de la Sota obtuvo una holgada victoria allí en la elección del 20 de diciembre de 1998, con promesas de convertir a la ciudad en la capital alterna (lo que hizo) y de solucionar definitivamente las inundaciones en el sur provincial (lo que no hizo). Tanto cariño electoral le demostraron los riocuartenses a De la Sota, aún en los años en que elegían intendentes radicales, que el ex gobernador se mudó a esa ciudad, e incluso formó pareja con la empresaria local Adriana Nazario.
El peronismo ganó este año, por segunda vez desde 1983, la Municipalidad de Río Cuarto, con un dirigente de la renovación partidaria, Juan Manuel Llamosas, como el vicegobernador Llaryora.

Agenda
La breve mudanza de la Legislatura a Río Cuarto será seguramente explotada por los peronistas, que buscarán exhibir el interés que la ciudad tiene para ellos. La réplica opositora, ya ocurrió.
El bloque radical impulsó cuatro proyectos de declaración (de autoría de Miguel Nicolás) con el propósito, explican los opositores, de incomodar al peronismo, poniendo al desubierto las promesas incumplidas por las gestiones provinciales desde 1999.
Los temas que pretenden clavar los radicales en la agenda política son: la inconclusa autovía Córdoba-Río Cuarto, el aumento de los casos de violencia familiar, la ola delictiva en la región y las inundaciones en el sur provincial.
La demora en concluir la autovía tiene como consecuencia, señalan los radicales, una suba del costo de construcción, que pasó de los cuatro mil millones presupuestados por el delasotismo a los siete mil que, aseguran, terminará pagando la administración schiarettista.
Respecto de la violencia familiar, informan desde la UCR que se registran un promedio de dieciocho denuncias por día hábil, sin que la Provincia tome las medidas necesarias, “al no contar Río Cuarto con una fiscalía con competencia exclusiva en Violencia Familiar y Juvenil”.
En relación con los delitos, el bloque radical destaca “los ingentes esfuerzos” de los policías, pero alerta que “indudablemente, esto no será satisfactorio si desde el gobierno provincial no se diseña una verdadera política de seguridad, que involucre a todos los sectores sociales, e incorpore a la seguridad como una cuestión de estado y no como un número, dando vanos anuncios, de nuevos móviles y nuevo personal, que siempre resultará escaso”.
Finalmente, por la crisis de las inundaciones, la UCR recalca que “lamentablemente para lo que si demostró una rapidez inusitada el gobierno provincial fue para promocionar spots publicitarios de reparaciones inexistentes y maquinaria trabajando que ni siquiera están en la región, por lo que es urgente reclamar el inicio de obras considerables para el Departamento Rio Cuarto y alrededores, no mas canales, sino obras importantes que alivien la situación que están viviendo”.