Grieta en Cambiemos por paritarias favoreció al Suoem

El secretario general del municipio capitalino, Daniel Arzani, recibirá hoy a las 17 a Rubén Daniele. La decisión de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, de reabrir la pugna salarial habilitó a Ramón Mestre a discutir el desfasaje que alega el sindicalista y contener la escalada de conflictos.

ruben-danieleMaría Eugenia Vidal mostró que de Heydi no tiene ni una trenza. Evaluó oportuno reabrir la paritaria salarial con el sector público de la provincia de Buenos Aires, a contrapelo de la bajada de línea del presidente Mauricio Macri y sus ministros. El bono de fin de año formaba parte del universo de discusión de los funcionarios Jorge Triaca (Trabajo) y Alfonso Prat Gay (Economía) con el triunvirato cegetista para cerrar el año sin bombos, movilizaciones y paro general.
La determinación de Vidal fue unilateral. El mandatario nacional no va a desautorizar a la dirigente de Cambiemos que ostenta un nivel de aprobación social que envidia hasta el propio fundador del PRO. Aquella de la que se sirve para “conectar” con el pueblo en los timbreos posteriores a la toma de medidas de impacto económico y social.
La exvicejefa de gobierno porteño generó efectos. En Córdoba, distintos. El Gobierno de la Provincia ratificó que no reabrirá la paritaria. Los responsables de la administración municipal, en cambio, si lo harán.
El cabecilla del Suoem, Rubén Daniele, les regaló una buena nueva a los municipales en su día. Aseguró que fue convocado por el secretario general del municipio, Daniel Arzani, para discutir salarios. La cita está pautada para la tarde de hoy, a la hora del té.
La pelea es por un punto, según reconoció Daniele en las asambleas mientras exhibía los informes de la Inflación Congreso que en los primeros nueves meses del año acumuló 31,8 por ciento. Cabe recordar que con las liquidaciones de agosto, los agentes del municipio acumularon una suba del 30,9 por ciento.
Antes de la guapeada de Vidal, era evidente que la determinación de Mestre de clausurar las discusiones era de índole política en lugar de económica. Las arcas públicas del Palacio 6 de Julio fueron oxigenadas con coparticipación y fondos por la reparación de la deuda histórica que la provincia tenía con la ciudad por los servicios de educación y salud de alta complejidad.
Mestre no iba a desentonar con su aliado nacional, Macri, quien aseguró en agosto que la inflación estaba bajando. Vidal cambió las reglas del juego. Mestre aprovechará la oportunidad para contener una escalada de conflicto asegurada que espoleará su imagen.
El gremio terminaría este jueves con la agenda de asambleas rotativas que habían sido programadas en la reunión extraordinaria del cuerpo de delegados del martes 1 de noviembre. Se especulaba con que los representantes de bases aumentarían la presión o fijarían la fecha de un paro total convocado con el eufemismo de “asamblea general”.
Ahora bien, habría que ver si Daniele se conforma con este cambio de parecer del Ejecutivo municipal. Decíamos, el Suoem habla de un punto de diferencia, aunque ayer ya se conoció el índice inflacionario de octubre que manejan los diputados opositores en el Congreso.
En los primeros diez meses de 2016, la inflación acumuló un 35,6 por ciento. El promedio mensual cierra en 3,1 por ciento. Los especialistas marcan que se trata del arranque de año más elevado del actual proceso inflacionario (2007-2015).
La batalla contra la inflación sigue siendo una deuda pendiente de Cambiemos. Claro que no se detendrá la variación de precios de la noche a la mañana; el proceso es arduo y debe encabezar la lista de prioridades de la agenda nacional. Lo cierto es que lo gremios, entre ellos el Suoem, no claudicarán en sus demandas augurando un cierre de año complicado.