Juri busca consenso de decanos propios y opositores para reforma

El rector de la UNC, Hugo Juri, convocó a los 15 decanos de las Facultades para intentar acercar posiciones sobre la reforma política.

juri-uncEn la jornada de hoy, el titular de la Casa de Trejo, recibirá en su despacho a los caciques de las quince Facultades de la UNC, en lo que operadores del oficialismo universitario definieron como “un intento del Rector por acercar posiciones” en cuanto a la reforma política.
El próximo sábado 19 de noviembre, los 247 consejeros que componen la Asamblea Universitaria se reunirán para discutir y decidir sobre el sistema de elección de las autoridades unipersonales de la UNC (el rector, los decanos, y sus respectivos “vices”) y sobre la incorporación de nuevos miembros al Consejo Superior.
Las posiciones distantes que sostienen los distintos sectores de la política universitaria deberán allí plasmarse en un nuevo sistema electoral que, según descuentan referentes de los distintos claustros, pasará de ser indirecto (a través de intermediarios, los consejeros directivos) a ser directo (cada ciudadano votará directamente a sus candidatos a rector y a decano de preferencia).
A pesar de contar con una sólida mayoría para aprobar su propio proyecto, desde el oficialismo se muestran abiertos a dialogar con sectores opositores que estén dispuestos a llegar a una propuesta en común.

Posiciones encontradas
A pesar del consenso general para instaurar un sistema directo para la elección del rector y de los decanos, existen profundas diferencias entre el oficialismo y los distintos grupos de la oposición.
El principal punto de contradicción entre las partes es el valor que tendrá el voto de cada ciudadano de acuerdo a la unidad académica a la que pertenece.
Por un lado, el kirchnerismo busca mantener cristalizadas las desigualdades del actual sistema, en las que el valor del voto depende de la Facultad de procedencia. Por ejemplo, el voto de cada graduado de Astronomía equivale al voto de 58 graduados de Abogacía, es decir, una suerte de “voto calificado”.
En cambio, el oficialismo que comanda el rector Juri busca eliminar dichas diferencias, para que todos los votantes tengan la misma incidencia en la votación, sin discriminaciones por Facultad de origen.

Convocatoria rectoral
Mientras los operadores del oficialismo afinan las cuentas sobre las cantidades de consejeros que apoyarían cada propuesta, el rector Juri decidió tener un gesto de apertura para con todos los sectores de la UNC.
En ese sentido, convocó a los quince decanos de las distintas unidades académicas para reunirse en la jornada de hoy y explorar conjuntamente si existe la posibilidad de arribar a un proyecto en común, que sea superador de todos los que se han hecho públicos hasta el momento.
En las últimas semanas, los referentes de la oposición se han mostrado intransigentes en sus posturas. El martes pasado, estudiantes de distintas agrupaciones, encabezados por La Mella y La Bisagra, se hicieron presentes en el Consejo Superior e impidieron violentamente su funcionamiento.
Sus posturas han virado recientemente desde la defensa del sistema de ponderación por Facultad hacia el pedido de postergación de la Asamblea Universitaria de la semana que viene. Así lo indicó ayer el decano de Filosofía y Humanidades, Diego Tatián, en declaraciones a la prensa radial, cuando reclamó que la discusión de la reforma política se postergue por, al menos, un año.
El Rectorado busca entonces generar todas las oportunidades de diálogo y negociación que puedan llevar a las partes hacia un consenso que dote de mayor legitimidad al nuevo sistema de elección. En ese sentido, el propio Juri podría hoy presentar un “proyecto superador” a los quince decanos, a los fines de que estos puedan transmitirlo a sus respectivas comunidades en busca de acuerdo.