Estatales refuerzan temores por armonización

La coordinadora de gremios que aportan a la Caja de Jubilaciones dará a conocer su postura sobre acuerdo previsional entre la Provincia y la Nación.

crdoba-los-gremios-esta_488903La reciente ratificación del convenio entre la Provincia y la Nación por la deuda previsional dejó mucha preocupación entre los gremialistas. Aunque el texto que aprobó el miércoles pasado la Legislatura busca blindar cualquier tipo de readecuación del sistema previsional provincial con el nacional, la puerta para una armonización progresiva sigue abierta para los dirigentes.

En la tarde de hoy el plenario de la coordinadora de gremios estatales dará a conocer su posición respecto del flamante convenio que rubricaran hace dos semanas en la Quinta de Olivos el gobernador Juan Schiaretti y el presidente Mauricio Macri. Para la mayoría de los gremios no hay ninguna garantía sobre la perduración en el tiempo de la autonomía jubilatoria con el marco normativo vigente.

Para la Provincia la Caja de Jubilaciones es una cuestión cerrada. No hay chances de rever ni una coma del convenio que llevó más de 8 meses de reuniones entre los funcionarios técnicos del Ministerio de Finanzas y los de Anses. El acuerdo es uno de los símbolos de la sintonía entre Schiaretti y Macri, que el viernes bailaron al ritmo de Gilda en Las Varillas.

La presión interna que puedan generar los gremios sobre la cuestión previsional no llega a equipar los beneficios que le producen a El Panal las muestras de favoritismo que recibe constantemente de la Casa Rosada. Sólo para repasar, Macri ya estuvo 6 veces en Córdoba desde que empezó el año, inauguró las reuniones de Gabinete ampliadas en el Centro Cívico y cuenta a Schiaretti como a uno de los sus principales aliados en el interior, a pesar de no tener los mismos colores políticos.

Está claro entonces cuál es la posición de la Provincia respecto al convenio. De hecho, sólo para recordar, la única reforma jubilatoria con la que se dio marcha atrás en la historia reciente fue el diferimiento semestral a  los jubilados, reemplazada por la Ley 10.333.

De todas formas, lo que acusan los sindicalistas –quizás a sabiendas que hay muchas partes inmodificables en este tema- son las pequeñas reformas que se introducen a cuentagotas que tienden a la armonización; como las reducción de las contribuciones patronales, que recientemente por decisión del Ejecutivo bajaron de 22% a 16% en algunos casos.

Ese indicio genera la incertidumbre gremial respecto al destino de sistema previsional provincial y la posibilidad de que fusione con el nacional.

La UEPC es una de las mayores denunciantes de este proceso. Mientras que para el SEP no hay mayores problemas con el convenio, de hecho José Pihen, secretario general del gremio y legislador de UPC, voto a favor el miércoles pasado de la ratificación en la Legislatura.

Paritarias

La reapertura de las paritarias es otro de los puntos calientes de la agenda gremial. Mientras el SEP y la UEPC insisten en lograr una nueva mesa de negociación; la Provincia sólo maneja la posibilidad de un bono de fin de año, aunque aún no dio mayores precisiones.

Hace ya más de cuatro meses que los gremios estatales presentaron en la mesa de entrada de El Panal el pedido para abrir una instancia de diálogo y sólo recibieron evasivas. Hasta ahora la Provincia no dio ninguna respuesta concreta. Al principio se dedicó a sostener el libreto sobre la inflación que marcan desde Balcarce 50 y luego, tras el acuerdo de la Nación con las cúpulas empresarias y el triunvirato de la CGT, fue abriendo muy lentamente el juego.

Schiaretti dijo durante el fin de semana que el bono está en estudio y que esperan los números de la recaudación provincial -que ya estarían por ser publicados- para poder definirlo. El gobernador no se mostró muy auspicioso respecto a los índices para este mes y dijo que a nivel nacional los ingresos habían decaído. Una forma de atajarse. No obstante, la recaudación en septiembre, creció en términos reales casi 5 puntos.

Los gremios se oponen a un bono, aunque saben que la Provincia no reabrirá las paritarias. En todo caso apuntan a lograr una tajada del acuerdo con la Nación. Ven allí la posibilidad de aumentar los rindes de la suma extraordinaria que pueda llegar a ofrecer El Panal.