UPC retoma romance legislativo con Macri

El bloque que responde al justicialismo cordobés acompañó el proyecto de presupuesto que elevó el gobierno nacional. Incorporaron modificaciones en lo relativo a la distribución de fondos.

maxresdefaultLa foto del pasado miércoles había desorientado a propios y extraños. Mientras Juan Schiaretti se prodigaba en elogios al Presidente al momento de firmar el convenio que ponía fin a la larguísima disputa entre la Córdoba y el estado nacional por los fondos adeudados a la Caja de Jubilaciones, los diputados que le responden se preparaban para infligir una dura derrota al oficialismo en la cámara baja.
En esa oportunidad, los miembros del bloque de UNA, que contiene a los representantes de Unión por Córdoba, se sumaron al kirchnerismo para devolver a comisión el proyecto de participación pública-privada, destinada a inversión en obras de infraestructura. Más allá del contenido del proyecto, la actitud de los legisladores cordobeses tuvo como motivación el acompañamiento de la postura de sus aliados massistas, de hecho lo habían suscripto en la comisión previa.
Las causas de la inesperada votación fueron variadas. La alianza entre massistas y delasotistas pretendió dar una señal de alerta al oficialismo a partir del repentino retiro del proyecto de modificación del Ministerio Público Fiscal que había sido consensuado por ellos. Además, intentaron preservar la unidad de su bloque ya que destacados miembros como Facundo Moyano habían anunciado su oposición. En ese contexto, que el bloque de UNA votara junto a Cambiemos hubiera debilitado en demasía la posición de Massa.
En la sesión del día de ayer las cosas volvieron a la normalidad. La bancada del justicialismo cordobés apoyó sin objeciones la iniciativa del oficialismo. Juan Brügge, habitual vocero del grupo, refutó al kirchnerismo poniendo como ejemplo la Ley Dromi, donde “no había la serie de controles que hay aquí”. Aseguró que “esto es diametralmente diferente a lo que pasó en la década menemista”, y remarcó que “se ha establecido concretamente que una vez determinada la posibilidad de una contratación público privada, debe ser publicada en el Boletín Oficial”. “Hemos avanzado en forma cuantitativa y en calidad, comparado con aquel intento de querer incorporar al sector privado, que se hizo en la época de Menem”, destacó el diputado.
Además de este gesto, los peronistas cordobeses se preparaban, al cierre de esta edición, para facilitar la media sanción del proyecto de presupuesto 2017 que elevó el gobierno nacional. En la comisión, los miembros del bloque que responde al gobernador de la provincia habían incorporado modificaciones en algunos puntos.
Las inserciones que se plantearon tuvieron que ver, esencialmente, con la distribución de fondos entre las administraciones provinciales. “Se lograron modificar muchos aspectos e incorporar los problemas estructurales como rutas, canales y energía. Hay muchas urgencias” afirmó Brügge en relación al tema.
En línea con lo que viene sosteniendo Schiaretti, diferenció la actitud del gobierno nacional en relación a los ATN (Aportes del Tesoro Nacional) que el kirchnerismo manejaba en forma centralizada y discrecional. El diputado sostuvo que estas partidas serán asignadas de acuerdo a los criterios con los que se distribuye “el fondo de la soja”, que también establece porcentajes a los municipios con lo que se produciría un avance con respecto al periodo anterior.
También se refirió al tema de los superpoderes para el jefe de gabinete: “será el 7,5% del presupuesto. Esos aspectos nos permiten hablar que estamos haciendo una distribución más federal del reparto de fondos.” Por otro lado, sostuvo que “se pudo incorporar casi todos los pedidos para Córdoba. Rutas, acueductos, gasoductos, casi 100% de los objetivos que perseguíamos. Avales para la financiación de acueductos. Reparación de rutas nacionales devastadas por falta de inversión nacional en rutas 9, 158 y 19.”
Con estos argumentos, el bloque que responde al oficialismo provincial daba por reestablecido el romance legislativo que viene manteniendo con el ejecutivo nacional, en consonancia con la actitud del mandatario provincial.