Monserrat: “La armonización ya empezó”

El secretario general de la UEPC anticipó que convocará hoy a una reunión de urgencia a los secretarios generales estatales para evaluar el impacto del convenio y la baja de los aportes patronales en el sistema previsional.

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

pihen-y-monserratArmonización. Esa es la palabra que más preocupa al gremialismo. Esa es la palabra temida que los dirigentes buscaron en el texto del convenio que firmaron la Provincia y la Nación el miércoles de la semana pasada y que aparece en una parte del acuerdo. Ayer la Provincia intentó glosar está cláusula y bloquear su aplicación al refrendar el tratado en la Legislatura.
Sin embargo algunos dirigentes afirman que la puerta para otra reforma del sistema previsional sigue abierta. “La armonización ya está en marcha”, explicó ayer el secretario general de la UEPC, Juan Monserrat. “Estamos muy preocupados porque se está yendo a un régimen general jubilatorio nacional”, agregó. El acuerdo por la deuda previsional era ansiosamente esperado por los gremialistas que temían que el texto introdujera nuevas párrafos sobre la modificación del sistema jubilatorio. En rigor no hubo ningún cambio explícito en ese sentido. Por ahora la única certeza que tienen los gremialistas es que el convenio sella la posibilidad de que el Gobierno de marcha atrás con la Ley 10.333. Esto de alguna manera ya lo suponían. Nunca en la historia reciente se derogó una reforma previsional.
La sensibilidad por la Caja de Jubilaciones obligó a la Provincia a tomar todos los recaudos posibles y a blindarse legislativamente del convenio. En el texto que aprobó ayer en la Unicameral se intentó evitar el alcance de la primera cláusula del convenio que reza: “continuar con el proceso de adecuación de su normativa” en referencia a las modificaciones provinciales.
“No entiendo porqué la Legislatura de Córdoba hace tan bien los deberes que pide el Gobierno Nacional cuando hay otros Provincias que se oponen a la armonización. (Juan) Schiaretti hace los deberes casi sin que se lo pidan”, expresó el dirigente docente.
Monserrat advirtió ayer que el proceso de armonización ya empezó. La principal evidencia que señala es la reciente reducción de las contribuciones patronales que implementó la Provincia. El viernes pasado se publicó en el Boletín Oficial el decreto del Ejecutivo por el cual se reducen estos aportes hasta el 16 por ciento en algunos casos. Seis puntos en la mayoría de los rubros.
La UEPC apuntar a logar que los docentes sean absorbidos por el régimen especial que tiene la Nación y contempla un porcentaje mayor de aportes.
Ayer, horas antes que Legislatura aprobase el convenio, los secretarios generales de la coordinadora de gremios estatales se reunieron en la sede de la UEPC para analizar los pormenores del acuerdo. Hoy volverán a reunirse de urgencia según anticipó Monserrat.
Al mitin faltó solamente el SEP. El secretario general de este gremio y legislador por UPC, José Pihen votó ayer a favor del convenio en la Legislatura

Escenario laboral
El lunes la CGT mostró su preocupación por la situación de los despidos en el sector privados y pidió una audiencia con el ministro de Trabajo de la Provincia, Omar Sereno. “Voy a recibir a los gremios”, señaló el titular de la cartera laboral a Alfil, pero evitó dar su opinión sobre las últimas novedades en el sector automotriz y del calzado.
El lunes se levantaron las suspensiones en la fábrica de Volkswagen. El pedido europeo de nuevas cajas de velocidades produjo una reactivación en la planta. No obstante, tal como anticipó ayer Cadena 3, esta reactivación podría ser solo un verano dentro del freno que sufre el sector. Es probable que en diciembre vuelvan a restringir la demanda de empleo en la planta MQ200 –no así en MQ250 que debe atender el pedido del viejo continente- en función de lo que sucede en la economía brasilera.
También el sector del calzado acusó una baja notable en su actividad producto de la apertura de importaciones y la baja del consumo, según señala un estudio del gremio del rubro, Utrica. En Córdoba los números son impactantes. Cerca del 30 % de los empleados de la industria perdieron su trabajo. Una cifra cercana a 600 puestos de trabajo.