De la Sota, ¿crece en su autoexilio madrileño?

José Manuel de la Sota está instalado en Madrid desde septiembre. Allí, dicta clases en una escuela de negocios y en la Universidad Rey Juan Carlos.

de-la-sotaJosé Manuel de la Sota está instalado en Madrid desde septiembre. Allí, dicta clases en una escuela de negocios y en la Universidad Rey Juan Carlos. Ayer contó por Twitter que visitó el Museo del Prado. De todos modos, no le quita el ojo a la política nacional, y un amigo suyo que conversa regularmente con él, asegura que le sobra entusiasmo por su futuro político. El amigo de De la Sota comparte el optimismo con el periodista y exhibe, para justificarse, una encuesta de la consultora Analía del Franco.

Amigo delasotista: ¿Quiere que le cuente lo que dice la encuesta?

Periodista: Por favor.

A.D.: El Gallego tiene un grado de conocimiento del 88,6 por ciento, lo cual es altísimo porque debe tener en cuenta que se trata de una encuesta nacional. La imagen muy buena es del 8,3 %, la buena 20,8 %, la regular buena 32,5 %, la regular mala 16,2 %, la mala 8,8 % y la muy mala 10 %. Así, la imagen positiva es del 61,6 % y la mala, el 35 %. La anterior medición, de agosto, le había dado el 54,3 %.

P.: ¿Está medido algún otro dirigente cordobés?

A.D.: No, pero para comparar, le paso las imágenes positiva/negativa de los otros dirigentes que fueron medidas en la misma encuesta.

P.: Adelante.

A.D.: Florencio Randazzo 64,8 % de positiva y 31,3 % de negativa; Sergio Massa, 59,8 % y 37,8 %; Mauricio Macri, 58 % y 40,9 %; Elisa Carrió, 55,6 % y 42,1 %; Gabriela Michetti, 53 % y 44,9 %; Juan Manuel Urtubey, 52 % y 44,7 %; Daniel Scioli 45,9 % y 51,1 %; Cristina Kirchner, 42,9 % y 55,1 %.

P.: Debe estar contento, su amigo.

A.D.: Mucho. Bromea con que si sigue mejorando su imagen en el exterior, se queda a vivir allá y vuelve sólo para las elecciones.

P.: Como Domingo Sarmiento, que vivía en los Estados Unidos, o Marcelo de Alvear, en Francia, cuando fueron designados candidatos presidenciales.

A.D.: ¡Me gustan los ejemplos!

P.: Bueno, tampoco se agrande; no es para tanto…