Cambiemos ordena su oferta electoral

A un año de la victoria de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires, Cambiemos lanzó su Mesa Nacional, mostrando cierta institucionalización de la Coalición de Gobierno.

Por Gonzalo Condis
Politólogo, Docente e
Investigador (UBA)
Socialdemócrata entusiasta.

macri-mano-blandaHa pasado un año desde que Cambiemos tuvo su punto de inflexión con la gran elección de la primera vuelta electoral y la tremenda sorpresa que fue el triunfo contundente de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires. Esta fecha ha sido usada simbólicamente para lanzar la Mesa Nacional de Cambiemos mostrando cierta institucionalización de la Coalición de Gobierno PRO – UCR – Coalición Cívica que administra el país desde Diciembre de 2015.
Pero lo importante que se ha de tener en cuenta es que esta institucionalización no viene a funcionar como un espacio de debate o de dirección sobre las políticas del Gobierno, sino que viene a ordenar el espacio con respecto a las elecciones legislativas del 2017. Sin lugar a dudas que está en juego el futuro de la coalición en las próximas elecciones.
Uno de las claves es sacar más cantidad de Diputados y Senadores para tener menos sobresaltos en el Congreso y generar la previsibilidad que tanto exigen los sectores económicos para poder invertir. Pero la verdad de la milanesa, donde hay que calmar, organizar y armonizar a la coalición es en la Provincia de Buenos Aires, el único distrito donde se va a jugar el futuro del Gobierno de Mauricio Macri. Es acá donde la fórmula de Senadores Nacionales va a tener el protagonismo exclusivo de los medios de comunicación.
Un rápido repaso de las tensiones que vive el frente es que hay una asimetría aún mayor en el Gabinete Provincial que en el Gabinete Nacional. No solo hay menos Ministros de la UCR si no que se han repartido menos incentivos materiales. En la PBA, las tensiones no están solo a nivel Provincial, también hay que mirar los nuevos conflictos que se están generando a nivel municipal. Pero hay un dato no menor. La UCR Bonaerense ha atado su futuro a Cambiemos en la última elección interna. Lo que sobresale del nuevo recambio es que el 66% de los Cargos Provinciales han apoyado explícitamente a la Coalición de Gobierno. Y eso a sabiendas de las pocas chances de participar en el binomio de Candidatos a la Cámara Alta nacional.
El crecimiento del PRO se va a seguir manifestando en tanto y en cuanto el Radicalismo siga solo acompañando políticas ya cocinadas en el Ejecutivo y que no va a tener éxito de expansión más allá de los distritos que ya han consolidado un candidato con fuerte imagen distrital en las elecciones pasadas como son los casos de Martín Lousteau, Ramón Mestre, José Del Corral, Eduardo Costa, José Cano y Julio Martínez.
Licenciado por Bastión Digital
www.bastiondigital.com.ar