Día del árbitro: nuevo festejo futbolero

baldassi-y-prettoEl periodista caminaba deprisa por la peatonal cordobesa, cuando un individuo cargado de bolsas de distintas casas de indumentaria chocó con él al salir de una tienda. No se trataba de otro que su informante, el Macrista Entusiasta.

Periodista: ¡Cuidado, hombre!

Macrista Entusiasta: Claro, primero no me llama más… Después me reta en plena peatonal…

P.: Pero si es usted, amigo. Venía muy concentrado y no lo había reconocido. ¿Cómo le va?

M.E.: Muy bien, muy bien, estuve en la Legislatura visitando a nuestros representantes, y luego hice algunas compritas.

P.: ¿Algunas? Ahí lleva más ropa que la que me he comprado en el último lustro.

M.E.: Y sí, cuando gobernaba “Ella” uno no podía comprarse nada. ¿Cuándo me va a invitar un café usted?

P.: Mhh… Déjeme pensar… Podría ser esta tarde, pero voy a estar muy ocupado… O mañana (por hoy), pero no sé si podré…

M.E.: ¡Uh, al final, me va a invitar a tomar algo el día del árbitro!

P.: El día del arquero, se dice, no el día del árbitro.

M.E.: Siempre desinformado usted. ¿Acaso no sabe que ayer (por el martes) los legisladores crearon el día del árbitro?

P.: ¿Ah, sí? ¿Y cuándo es?

M.E.: Cada 9 de octubre se celebrará, un día consensuado por todas las fuerzas.

P.: ¡Ve, ahí tiene, el domingo 9 lo invito el bendito café!