Fortuna: “Antes de octubre tiene que estar resuelto el convenio”

El ministro de Salud de la Provincia afirmó que están trabajando junto a la Nación para llegar a un acuerdo por la continuidad del convenio sanitario lo antes posible. Vence a fines de la semana que viene.

francisco-fortunaLa Provincia busca por todos los medios llevar tranquilidad a los becarios del Programa Médicos Comunitarios, que vence el próximo 30 de septiembre. En declaraciones a Alfil el ministro afirmó que están trabajando junto con la Nación para llegar a un acuerdo por la continuidad del convenio lo más pronto posible.
“Antes de octubre tiene que estar resuelto un nuevo convenio para el Programa Médicos Comunitarios”, aseguró el ministro, quien además resaltó que se trata de un programa muy importante para la Provincia por el alcance que tiene y por el trabajo que hacen los profesionales. “Inclusive tenemos intensiones de aumentar el número de becarios. Entre 100 y 120 más de la planta que existe actualmente”, agregó Fortuna.
El programa, que según la Provincia contempla 725 trabajadores, fue prorrogado el 9 de marzo pasado hasta el 30 de septiembre. Durante el fin de semana pasado los profesionales que trabajan en el sector recibieron un mensaje informal donde se les recordaba la caducidad del convenio. El recordatorio funcionó como una chispa que motivó la reacción de los trabajadores y alcanzó también a los gremios no alineados con el Gobierno, principalmente la UTS.
La continuidad del programa no está garantizada. Pero Fortuna apunta calmar a los trabajadores (el lunes mantuvo una reunión ya prevista) y manifestó que el programa es muy valioso para la Provincia, porque se trata de un plan que contempla la asistencia primaria de la salud en las zonas rurales y en los lugares más desfavorecidos de la Capital.
La incógnita cae en el porqué de la demora de la renovación. La última prórroga se hizo con tres semanas de anticipación (el 9 de marzo y empezó a correr el 1 de abril) ahora queda poco más de una semana para la finalización del convenio.
Fuentes del Ministerio señalaron informalmente que la Provincia busca tener mayor protagonismo dentro del programa. Es decir, poder diagramarlo, de acuerdo con sus necesidades. Ese sería un punto en el que estaría de acuerdo el Ministerio de Salud de la Nación pero solo en parte. Allí un punto de tensión. Este diario se comunicó con la cartera nacional y le señalaron que no harían ningún tipo de declaración respecto al Programa.
La posibilidad de la caída de fondos nacionales lógicamente pone en apuros a la Provincia, que únicamente tiene la administración de las cohortes del programa. La noticia llega como una suerte de presente griego a las manos del ministro. Ya Salud tiene sus problemas crónicos y un nuevo leño avivaría más el fuego. Sólo para tener en cuenta, ATE y UTS realizarán una huelga el martes de la semana que viene.
Sin embargo, parece haber un punto ciego en la negociación entre las autoridades nacionales y provinciales. El programa atraviesa una situación sui generis, si se tiene en cuenta el vínculo fluido que cultivan ambas administraciones. Hoy Juan Schiaretti recibirá al ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, para rubricar un convenio millonario por el déficit de la Caja de Jubilaciones. El convenio sanitario amanece entonces como un problema más sencillo de resolver.
El lunes un sector de los becarios se reunió con legisladores provinciales, quienes le propusieron participar de la comisión de Salud la semana entrante. Este segmento se encuentra aún sin representación. UTS pretende capitalizar esta acefalía y convertirse en su interlocutor.
Los días que restan serán claves para ver la evolución de las negociaciones entre la Nación y la Provincia. Fortuna ya dijo que pretenden la continuidad del programa. Pero aún no hay fecha cierta para la rúbrica de la extensión o de una nuevo convenio.