Autovía a Río Cuarto: Macri quiere terminar lo que empezó De la Sota

El presidente anunció una inversión de tres mil millones de pesos para finalizar la ruta que une a la capital provincial con una de las ciudades más importantes del sur de Córdoba. A la conexión terrestre, se agregará la vía área. En Buenos Aires, se ratificó el nuevo pacto fiscal.

ilustra-nacri-aviones-a-rio-cuartoMauricio Macri pasó por Córdoba. Por cuarta vez desde que ocupa la presidencia de la Nación. No perdió la sonrisa y se permitió el humor. “Si los cordobeses tuvieran salida al mar, ya se hubieran independizado hace rato”, dijo el fundador del PRO en el acto previsto en el Aeropuerto Internacional Ingeniero Ambrosio Taravella en la mañana de ayer. Tono desenfadado que no desentona: pese a las medidas de gobierno drásticas para muchos (“graduales” para él) la imagen del mandatario no se precipitó en el bastión electoral que le resultó tan redituable.

Bajó, pero en los límites que esperaban desde la Casa Rosada.
Optimismo e inversiones para la provincia mimada del Presidente, quien, como de costumbre, tuvo la escolta completa de la dirigencia política local. El gobernador Juan Schiaretti y el intendente Ramón Mestre, siempre presentes. Y ayer más que nunca, si se tiene en cuenta que de los fondos que envíe la Nación dependerá la paz entre municipio y Provincia; también, del sostenimiento en el tiempo del nuevo relato, basado en el diálogo jurisdiccional en todas sus direcciones.

La jornada fue auspiciosa, como ocurre con cada puesta en escena de semejante calibre. Macri renovó votos con los cordobeses. Necesita hacerlo, en especial porque las promesas de la recuperación del segundo semestre se aplazaron, con suerte, al segundo trimestre del 2017. Por suerte electoral, según el razonamiento popular. Se da por descontado que se redoblarán los esfuerzos para que el sentir social permita a Cambiemos recuperar posiciones en el Congreso de la Nación.

Macri defendió el tarifazo ante un auditorio amable; pero no profundizó. Anunció inversiones de envergadura para que Córdoba se convierta en “un nudo para todo el país”. La vedette de la ocasión fue la ciudad de Río IV, gobernada por el peronista Juan Manuel Llamosas con el patrocinio de Schiaretti. Con cada acto de gobierno parece que quedan menos dudas sobre las relaciones que el macrismo tenderá con el PJ en lo sucesivo. Los socios radicales parece que comienzan a acostumbrarse.

El mandatario nacional terminará lo que empezó el exgobernador José Manuel de la Sota. Esta vez, la Nación pondrá su parte y se prevé un desembolso de tres mil millones de pesos para finalizar la autovía Córdoba- Río Cuarto y el tramo Río Cuarto-Holmberg; también para brindar más seguridades a otras vías que conectan con Villa María. Habrá más: desde septiembre, se abrirán rutas aéreas que harán escala en la ciudad imperial.

“Queremos fomentar que Río Cuarto se quiera separar de Córdoba, también. Ya que ellos también tienen sus internas. El ‘imperio del sur’ lo llaman, así que imagínense”. Sus escoltas peronistas y radicales no movieron un solo músculo. Para la hora de la verdad, falta un poco. Mejor mantener el estado de relaciones.

Por otra parte, se presentaron las reformas del aeropuerto cordobés. “El hecho de que hayamos terminado, después de seis años, la reforma del aeropuerto de la ciudad Capital es muy importante ya que transforma a nuestra terminal aérea en un Centro Distribuidor de vuelos, lo que significa más turismo para Córdoba y más puestos de trabajo para nuestra provincia”, dijo Schiaretti al respecto.

La otra escala
El momento de la discusión fina tuvo su capítulo en Buenos Aires. El Gobierno nacional girará en 2016 un total de 37.126 millones de pesos a las provincias como parte de la devolución del 15 por ciento de coparticipación, retenida desde la década del ‘90 y que la administración de Mauricio Macri acordó restituir tras un fallo en esa dirección de la Corte Suprema. Así lo firmaron ayer a la tarde en la Casa Rosada el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y los gobernadores de 20 provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En lo que respecta a Córdoba, fuentes provinciales aseguraron que el ministro de Economía de la Nación, Alfonso Prat Gay, aceptó analizar la propuesta del mandatario cordobés de cambiar el impuesto de Ingresos Brutos por un IVA provincial. A las declaraciones las formuló Schiaretti luego del encuentro de tres horas de los gobernadores con Frigerio, en el salón de los Pueblos Originarios, en Casa Rosada y que fue calificado por el gobernador cordobés como “muy importante”.

Los mandatarios acordaron una carta intención para avanzar en el cambio de la Ley Federal de Coparticipación de impuesto, en trabajar para conseguir el equilibrio fiscal por parte de todas las jurisdicciones del país y en cambiar los impuestos distorsivos. “Me parece que avanzar en estos acuerdos habla de que vamos en la dirección de más federalismo y de que nuestro país se vaya organizando más”, expresó Schiaretti.