En la UCR, el antiaguadismo llegó al fin del mundo

En Tierra del Fuego, los diputados provinciales del radicalismo acusaron al ministro de “ignorancia brutal” por su opinión sobre la promoción industrial.

oscar-aguad ucrOscar Aguad cosechó enemigos inesperados: los radicales de Tierra del Fuego, cuyos diputados cuestionaron con dureza las declaraciones del ministro de Comunicaciones, en el sentido de que el régimen de promoción industrial de esa provincia encarece los teléfonos importados.
“iPhone no llega (al país) porque no tiene ensambladora en Tierra del Fuego, tiene un alto impuesto para ingresar sus productos y además, tiene un impuesto tecnológico; es decir, hay como un sistema que protege a las empresas de Tierra del Fuego, por eso es un problema Tierra del Fuego”, había opinado Aguad.
Los tres diputados provinciales de la Unión Cívica Radical, Pablo Blanco, Liliana Martínez Allende y Oscar Rubinos balancearon entre defender a un ministro de su partido o a la economía provincial, cuyos protagonistas son los que votan. Claro, se decidieron en contra de Aguad.
Para Blanco, Martínez Allende y Rubinos, el ministro de Comunicaciones, “desde el desconocimiento, instala dudas acerca de la continuidad de ley 19.640 y su régimen, el que sostiene una importante cantidad de puestos de trabajos en nuestra provincia”.
Además, lamentaron que “un alto funcionario nacional no esté en sintonía con las expresiones de otros integrantes de su mismo gabinete y del propio presidente Mauricio Macri, quienes brindaron apoyo y tranquilidad para la continuidad del régimen en cuestión”.
“El complejo tecnológico fueguino debe ser una solución a los problemas de los argentinos y en ningún momento ‘un problema’, como lo plantea el ministro de Comunicaciones”, agregaron.
“En más de una oportunidad –continuaron- las nuevas autoridades nacionales dieron acabadas muestras de acompañamiento al régimen de promoción industrial”. Por ello, los diputados fueguinos manifestaron que “llama la atención las descabelladas declaraciones del ministro Aguad, que muestran una ignorancia brutal sobre el funcionamiento del polo tecnológico fueguino”.
“Se requiere de mesura y conocimiento para opinar sobre una ley que soporta una importante cantidad de puestos de trabajo, en forma directa e indirecta y que gravita decididamente en la calidad de vida de cientos de fueguinos”, apelaron.
Asimismo, los legisladores de la UCR fueguina invitaron a Aguad “a la reflexión, toda vez que sus dichos, más allá de mostrar desconocimiento, agravian a cientos de hombres y mujeres que a diario trabajan para el sostenimiento del régimen promocional”.

El “problema”
Aguad había dicho que “tenemos que solucionar el tema de Tierra del Fuego y además, tenemos que lograr que todos los argentinos tengan acceso a Internet”.
El ministro aseguró que están “trabajando con la gobernadora de Tierra del Fuego”, Rosana Bertone, para intentar solucionar este problema. “No sé cuántas son las empresas que hay”, reconoció, pero afirmó que “dan entre
8 mil y 13 mil puestos de trabajo” y que “es un polo industrial muy importante”.
“Necesitamos tener la última tecnología al precio más barato posible porque hoy con todas las prerrogativas que tiene Tierra del Fuego, éste teléfono sale casi un 100 por ciento más caro que en los Estado Unidos”, alegó.
¿Y la visita?
Con todo este escándalo, ahora quedó entre signos de interrogación la visita que, según había anunciado el presidente de la UCR provincial, Federico Sciurano, haría Aguad a Tierra del Fuego, para recorrer las industrias locales.