Nuevas Facultades: Juri pide candidatos a los Consejos

El oficialismo de la UNC avanzaría próximamente con el proceso de normalización de las nuevas Facultades (Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación) solicitando a las respectivas dependencias por un abanico de candidatos.

asamblea-uncEl oficialismo de la UNC que encabeza su rector Hugo Juri comenzaría a abocarse a uno de las tareas cruciales que le tocarán resolver a esta gestión.
Se trata de la conversión en Facultad de Ciencias de la Comunicación de la, hasta ahora, Escuela de Ciencias de la Información (ECI) y del reagrupamiento en una Facultad de Ciencias Sociales de la Escuela de Trabajo Social (ETS), el Centro de Estudios Avanzados y el Instituto de Investigación y Planificación en Administración Pública.
Anteriormente, las dos Escuelas dependían de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, mientras que los otros dos institutos lo hacían directamente del Rectorado.
Si bien en términos oficiales y legales las dos nuevas unidades académicas ya existen como tales, su situación es precaria, pues deben atravesar un proceso de normalización que les permita cumplir con todas las condiciones estipuladas para nuevas Facultades por la ordenanza 8/2011 del Consejo Superior.
Dados los numerosos incumplimientos administrativos, académicos y financieron que cada uno de los proyectos presentaba, la Asamblea Universitaria decidió por una amplísima mayoría designar al Consejo Superior como el encargado de conducir el proceso iniciar, que debería finalizar a mediados del 2018 con la elección de autoridades propias.
Por el momento, las nuevas Facultades tienen a exdirectivos de cada una (Claudia Ardini, exdirectora de la ECI, en el caso de Ciencias de la Comunicación y Silvina Cuella, exdirectora de la ETS, en el caso de Ciencias Sociales) ocupándose de las tareas administrativas indispensables para el funcionamiento de las mismas.
Sin embargo, el Consejo Superior debe designar sendos decanos normalizadores que encabecen las unidades académicas hasta 2018.
Es por ello que el rector Juri presentaría a la brevedad un proyecto para que las comunidades académicas de las dos Facultades eleven al Consejo Superior docentes en condiciones de ocupar la responsabilidad de decano normalizador.
La medida permitiría involucrar a miembros de los respectivos espacios en el proceso de toma de decisiones, generando un mayor consenso al respecto de las determinaciones a decidir por el Consejo Superior.
Malestar en Comunicación
A pesar de que el proceso de designación de las autoridades normalizadoras no ha comenzado en lo formal, la comunidad de Ciencias de la Comunicación parece ya estar viviendo al rojo vivo la disputa por la conducción.
La mayoría de las movidas parecen apuntar contra la exdirectora de la ECI Ardini, quien pretendería estar a cargo de la nueva Facultad a pesar de no cumplir con el requisito estatutario de ser o haber sido docente adjunta, asociada o titular por concurso en la UNC o en otra universidad pública del país.
La situación genera descontento en la oposición, que asimismo denuncia irregularidades en el manejo que Ardini estaría haciendo como Encargada del despacho de Ciencias de la Comunicación, en cuando a designaciones, contrataciones y presupuesto.
Sin embargo, las críticas a Ardini también provienen del sector kirchnerista de la nueva Facultad, espacio en el que participa la exdirectora. Uno de los alfiles de dicha movida interna sería el actual secretario general del gremio docente ADIUC, Pablo Carro, quien reviste como docente en dicha unidad académica.