UNC: agrupaciones de izquierda rechazan alianza con el kirchnerismo

En la primera elección estudiantil del rectorado de Hugo Juri, los jóvenes K de La Bisagra competirán sin aliados, a pesar de haber propugnado por una megaalianza opositora.

KD9L9034Tras intensas jornadas de negociaciones entre las numerosas agrupaciones estudiantiles de la UNC, se conformaron el martes las listas que competirán por las nueve bancas que representan a este claustro en el Consejo Superior de la UNC, así como por los seis escaños que poseen en cada uno de los 13 Consejos Directivos de las unidades académicas (Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación, las dos nuevas Facultades, recién tendrán Consejo Directivo en 2018).
La contienda principal estará dada entre siete listas, con la pérdida de aliados de La Bisagra y del frente 20 de diciembre, así como la alianza entre el Movimiento Sur y los socialistas del Movimiento Nacional Reformista (MNR), como notas sobresalientes.

Siete listas para cuatro posiciones
La Asamblea Universitaria que el pasado 19 de marzo ungió a Hugo Juri como nuevo titular de la Casa de Trejo exhibió en la distribución de sus consejeros estudiantiles una clara fragmentación entre cuatro posiciones.
El sector que apoyó al oficialismo naciente que encabeza el médico Juri, el conglomerado kirchnerista que pugnaba por la continuidad de Francisco Tamarit en el Rectorado, el espacio de centro-izquierda que apostó a una nueva construcción con Patricia Altamirano como principal referente, y la izquierda autónoma que se opuso a las tres alternativas de candidatos signaron sus posturas con el voto para Rector.
Sin embargo, la oficialización de listas estudiantiles del pasado martes evidenció que las dinámicas posteriores a la Asamblea repercutieron en dicho esquema de distribución.
En cuanto al oficialismo, la principal representación estará dada por la lista Reforma, que encabeza la agrupación Franja Morada, en alianza con sectores independientes de distintas Facultades. Sin embargo, la lista Unión de Estudiantes Universitarios (UEU), con base en Derecho y Odontología, también apoyaría a la gestión Juri en caso de acceder al Consejo Superior.
En el campo kirchnerista, la oferta electoral también se encuentra diversificada. Una de las alternativas será la agrupación tamaritista La Bisagra, que tras conformar en los últimos años amplias alianzas con sectores peronistas, kirchneristas y de izquierda, se presenta solo en conjunto con La Cámpora.
Sin embargo, la soledad de La Bisagra no es intencional, pues sus principales dirigentes se esforzaron en las últimas semanas por pergeñar una mega-alianza opositora que les permitiera recuperar la iniciativa política y reposicionarse en el escenario universitario. No pudo ser; tanto la izquierda K de La Mella, la centro izquierda de Sur y el MNR, como el troskismo del PO y el PTS rechazaron la propuesta de La Bisagra.
En los primeros comicios sin Tamarit como su principal operador, la incapacidad de La Bisagra para conformar alianzas devela una radiografía de la principal agrupación opositora al oficialismo de la UNC: falta de liderazgo que reemplacen al exrectorTamarit, divisiones internas en la estrategia de alianzas y más de un lustro de destrato acumulado hacia el resto de las agrupaciones estudiantiles.
Como consecuencia, el resto del espectro kirchnerista, conformado por La Mella, La 15 de Junio (Ciencias Químicas) y La Juana (Trabajo Social) continuarán conformando el frente 20 de Diciembre, aunque esta vez sin Cauce (Filosofía) ni el MST.
Mientras el MST presentó su propia lista, los opositores de Diego Tatián en Filosofía, junto a El Eco (Ciencias Económicas), Urdimbre (Psicología), el PO, el PTS y la Izquierda Socialista, conformaron el frente Trinchera, espacio que se define como autónomo de las principales alternativas rectorales de la UNC.
Una nueva alianza que competirá en los comicios es la comformada por Sur y el MNR, que junto a Expresión Estudiantil (Ciencias Médicas) y espacios menores de distintas Facultades conformaron la lista Avanzar, referenciada en pleno con el liderazgo de la exdecana de Psicología, Patricia Altamirano.