Municipio cerraría financiamiento educativo con Gobierno nacional

La Municipalidad solicitó su incorporación al Consejo Federal de Educación.

p04-1“No se trata de privilegios, ni de tratos especiales”, decía el intendente Ramón Mestre momentos después de firmar un acuerdo con el Gobierno de la Provincia por fondos que financiarán el sistema educativo municipal y parte de los servicios de salud de alta complejidad. La negociación que inició su administración rindió frutos y las arcas municipales, agobiadas por la baja de la recaudación, se oxigenarán con ocho cuotas mensuales de $56 millones cada una.
Claro que el éxito de la gestión no podía quedar empañado por la necesidad. Funcionarios mestristas, con razón, resaltan que se trata de una reparación histórica, más que un salvavidas para las arcas públicas que no son inmunes a la crisis económica.
Desde la gestión de Ramón Bautista Mestre, el municipio capitalino brinda educación inicial y primaria con una red de 37 establecimientos sin los correspondientes aportes provinciales, jurisdicción responsable y garante del servicio.
El municipio destina $960 millones por año para sostener 1.600 matrículas escolares. Quien asoma como un aliado indiscutido de Mestre, por más que las versiones circulantes afirman que la buena relación sería más bien forzada que natural, desembolsará $341 millones para el servicio educativo. Se presume que la carga salarial será el destino final de los recursos aportados por el gobernador Juan Schiaretti, ratificados por la Legislatura en lo inmediato. En el sector privado, el aporte de la Provincia se destina casi con totalidad al sostenimiento de los haberes de su planta docente.
“La Provincia se hará cargo del pago de cada ítem que se erogue en el sistema educativo, como salarios, ausentismo, suplencias, mantenimiento de establecimientos y el Paicor, tal como los pagamos a los municipios del interior. Y lo mismo con los dos hospitales municipales: el Príncipe de Asturias y el hospital Infantil”, pormenorizó el Gobernador el día del acto.

Ahora, la Nación
En el “achique” de la cuenta del sector Educación municipal se debe tener en cuenta que la Nación aporta sólo $82 millones provenientes de un fondo educativo. De la partida presupuestada representa poco más de ocho puntos. El impacto insustancial motivó gestiones con el aliado político que el radical Mestre tiene nada más y nada menos que el Gobierno de la Nación.
Mauricio Macri ha dado órdenes a sus ministros de responder con rapidez a los planteos del mandamás del Palacio 6 de Julio. Ningún funcionario quedó afuera de los requerimientos del intendente de la ciudad que se convirtió en el nuevo bastión electoral del macrismo. Esteban Bullrich debería dar respuesta a una demanda que, de ser contener una respuesta positiva, serviría al municipio con cierre final al financiamiento externo de la educación estatal.
Claro que no podrá desligarse al 100% de la carga presupuestaria de la Secretaría que ahora está a cargo de Cecilia Aro, tras la partida de Brenda Austin a la Cámara de Diputados. El nivel salarial de los docentes representados por el Suoem ostentan un nivel salarial que casi duplica la el inicial del sector provincial.
De todas formas, iniciaron las conversaciones para que la Nación incluya a los municipales en el programa de pago de incentivo docente (FONID). Se trata de una suma no remunerativa que engorda el salario en casi 9 puntos (teniendo en cuenta la paritaria de UEPC) y que la Municipalidad cubre con recursos propios.
La petición se realizó en el marco de un reclamo marco: el municipio solicitó al ministro Esteban Bullrich que incluya al municipio en el Consejo Federal de Educación, organismo que decide y coordina la política educativa nacional; integrado por el Ministerio de Educación de la Nación, las máximas autoridades en materia educativa de las jurisdicciones del país y tres representantes del Consejo de Universidades.