Tamarit se despidió del Superior sin cumplir su principal promesa

Francisco Tamarit participó ayer de su última sesión del Consejo Superior como máxima autoridad de la UNC. Los discursos del Rector saliente y los miembros de su coalición tuvieron un marcado tono de final de época. El lunes 25 asume Hugo Juri como titular del Rectorado.

ilustra-fin-de-la-fiesta-con-tamaritFrancisco Tamarit participó ayer de su última sesión del Consejo Superior en calidad de Rector de la UNC, pues el próximo lunes deberá entregar el mando de la Casa de Trejo a su sucesor, Hugo Juri.
Si bien la sesión no tuvo ningún asunto de relevancia, el momento cumbre fue cuando, al final de la misma, los miembros del Consejo Superior dedicaron discursos y saludos a Tamarit y a su compañera de fórmula, la vicerrectora Silvia Barei.
El tono de fin de época fue evidente en los discursos de los consiliarios oficialistas, la mayoría de los cuales ve en este final la conclusión de un proceso político de nueve años, que comenzó con el ungimiento de Carolina Scotto en diciembre del 2006.
Sin embargo, una visión distinta tendrían algunos miembros del nuevo oficialismo, quienes participaron del gobierno de Scotto en alianza con el oficialismo saliente. Algunos de los máximos referentes de los dos períodos de la filósofa, como su secretario general y actual decano de Ciencias Económicas, Jhon Boretto, fueron preminentes constructores de la victoria de Juri.
Las bancadas estudiantiles del oficialismo le pusieron el tono emotivo, engarzando la derrota electoral de Tamarit con una “ola de conservadurismo que se vive en toda Latinoamérica”, como mencionó la consiliaria de Sudestada, Gabriela Giacomelli.
Asimismo, relacionó el fracaso del Rector en su intento de reelección con el “golpe parlamentario” que estaría sufriendo la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, en un ejercicio de sobreestimación de la influencia geopolítica regional de sus adversarios universitarios.
La mayoría de las participaciones convocó a “defender lo conseguido” por la última gestión, que en palabras de la consiliaria docente de Filosofía y Humanidades, Flavia Dezzutto, “deja la vara muy alta” para medir el desempeño del equipo que asumirá la próxima semana.
Fue el químico Gerardo Fidelio, exvicerrector en la primera gestión de Scotto, quien recordó, con algún grado de inocencia, la principal promesa de Tamarit, que permaneció incumplida a lo largo del trienio de su gobierno.
Fidelio, en un gesto de apertura política, convocó al Rector saliente a sumarse a las discusiones sobre la reforma política de la UNC, que Juri se ha comprometido a debatir en una Asamblea Universitaria que sucedería durante este mismo año.
Fue la reforma política y el cambio del sistema de elección de autoridades unipersonales el compromiso principal que Tamarit realizó en su discurso de victoria, en marzo del 2013. Allí, al candor de los cánticos militantes y a minutos de haber sido electo, prometió ser “el último rector electo por una Asamblea”, en referencia a un nuevo sistema de elección directa.
Sin embargo, a lo largo de sus tres años de gobierno, Tamarit no tuvo ningún gesto ni acción que tendiese a iniciar el debate necesario para cambiar la estructura política de la UNC, sino que exprimió hasta la última gota el sistema actual en su intento por consolidar su armado de poder y asegurarse la reelección.

Ardini y Cuella, autoridades momentáneas de las nuevas Facultades

El Consejo Superior convalidó ayer las resoluciones emitidas por el rector Francisco Tamarit en las que designó a las ahora exdirectoras de la ECI, Claudia Ardini, y de la Escuela de Trabajo Social, Silvina Cuella, a cargo de las dos nuevas unidades académicas creadas en diciembre pasado: Ciencias de la Comunicación y Ciencias Sociales, respectivamente.
La creación de las nuevas Facultades fue validada por el ministerio de Educación de la Nación en semanas recientes, y es inminente la designación de decanos normalizadores que comiencen a trabajar en las modificaciones estructurales necesarias para que ambos establecimientos lleguen a cumplir los requisitos establecidos por la ordenanza 8/2011, obligatorios para nuevas Facultades.
Además, se confirmó en la sesión que en ambas unidades se llevarán a cabo elecciones de los cuatro claustros (docentes, estudiantes, graduados y no docentes), en sincronía con el resto de las Facultades, con cuyos resultados se conformará un Consejo Consultivo en cada nueva Facultad.
Para ello, en el caso de Comunicación, se mantendrá la estructura del Consejo Consultivo que actualmente funciona en la ECI. En cambio, en el caso de Ciencias Sociales, se conformará por primera vez un Consejo unificado a partir de las elecciones que integrarán de manera transversal a los claustros de la Escuela de Trabajo Social, el Centro de Estudios Avanzados y el Instituto de Investigación y Formación en Políticas Públicas.
A pesar de la existencia de dichos Consejos Consultivos, todas las decisiones que anteriormente recaían en el Decano y el Consejo Directivo de la Facultad de Derecho, ahora quedarán bajo la órbita del Consejo Superior y del Rector.