Fiat invierte u$s 500 M para preservar empleo

Empezará a fabricar un nuevo modelo en mayo de 2017. Aporte de la Provincia para concretar el proceso.

DYN15.JPGEl CEO de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, junto con el presidente, Mauricio Macri, anunciaron una inversión de u$s 500 millones en su planta de Córdoba para la producción de un nuevo modelo monolocado (se fabrica sólo en Ferreyra) construido sobre una plataforma modular para el mercado latinoamericano. La nueva inversión se ajusta a los planes industriales estratégicos de la compañía para la región y refuerza la importancia de la planta de Córdoba como un lugar de producción clave en América Latina.
La producción en serie del nuevo modelo está prevista para la segunda mitad de 2017 y previéndose un volumen de más de 100.000 vehículos al año. El proyecto se alinea con las directrices del Gobierno argentino para el sector automotriz, que hacen foco en el aumento de los niveles de integración local y en mejorar la competitividad.
Fiat espera que el modelo producido en Córdoba incorpore mayor contenido local, previéndose más de un 50 por ciento, y tenga un fuerte perfil exportador, con más del 80 por ciento de lo producido destinado a otros mercados de América Latina.
“Se trata de una elección que asigna al establecimiento de Córdoba un rol central en el industrial de FCA en América Latina”, manifestó Marchionne y agregó que la fábrica “recibirá la más moderna tecnología hoy disponible en el sistema industrial” de la compañía.
“Esta inversión consolida la planta de Córdoba como un centro de producción de clase mundial y como un polo exportador para toda América Latina y otros mercados potenciales”, afirmó Stefan Ketter, presidente del grupo para América Latina.
La inversión prevista para la producción del nuevo modelo incorporará las últimas tecnologías de fabricación, mejoras edilicias y herramental, incluyendo la instalación de más de 150 robots en la unidad de chapistería; incorporación de sistemas de aplicación automática de adhesivos; alto nivel de automatización en la línea de producción; nueva línea de montaje paletizada con los más altos estándares de calidad; ampliación y modernización de la sala metrológica con la incorporación de los más modernos equipamientos de medición y nueva línea preparada para el montaje y testeo de la nueva caja automática con la que contará el modelo.
También prometen inversiones en herramentales de matrices de última generación para producción de piezas y componentes en proveedores locales.
La monolocación del nuevo producto en la planta de Córdoba, prevé el desarrollo de proveedores locales, con más de 20 nuevos autopartistas que se suman al parque actual para 600 ítems. El proyecto se plantea como objetivo alcanzar más de 50% de contenido local de componentes, incrementando el volumen de compras a nivel local y la creación de empleo en la red de proveedores, proporcionando futuro laboral para aproximadamente 20.000 personas, con más de la mitad en Córdoba vinculadas a la actividad del grupo en Ferreyra.
A su vez, en el marco del programa en marcha de mejora continua, la planta continuará implementando la metodología Word Class Manufacturing (WCM) de Fiat, permitiendo a la planta adaptarse rápidamente a los cambios del mercado con una mayor flexibilidad, ya que se basa en un proceso creado en tecnologías Poka-Yoke, JIT y la implementación de la polivalencia de los operarios, atendiendo respetuosamente la calidad final, independientemente del volumen y el mix de productos. Además, la planta empleará la metodología Work Place Integration (WPI) que servirá para optimizar los procesos, que asegurará un alto nivel de calidad en el proceso de montaje del vehículo.
En la ceremonia las autoridades de Fiat reconocieron la voluntad del gobierno de avanzar en medidas orientadas a la mejora de la competitividad del sector, tales como la eliminación de los impuestos a la exportación de productos industriales, así como la política centrada en el desarrollo de un competitivo parque autopartista.
La Provincia, por su lado, aportará capacitación por el equivalente a seis millones de pesos durante 14 meses y obras para acceso a la planta por nueve millones de pesos. También habrá exención impositiva durante una década y subsidios al excedente de consumo eléctrico sobre el promedio de los últimos tres años.