Por doble función (concejal y asesor), destituyen a macrista

El edil y excandidato a intendente del PRO, Andrés Díaz Yofre, fue destituido del Concejo Deliberante de Mendiolaza, al comprobarse su designación como asesor en el vecino municipio de Villa Allende.

Venganza radical en Mendiolaza

mediolazaA pesar del clima óptimo que, con mayor o menor esfuerzo, parece rondar alrededor de las relaciones entre la Unión Cívica Radical y el Pro en los distintos niveles de gobierno, el municipio de Mendiolaza parece ser la excepción a la regla.
En la jornada de ayer, el Concejo Deliberante de dicha localidad aledaña a la capital provincial destituyó de su seno al edil macrista y excandidato a intendente, Andrés Díaz Yofre. El concejal amarillo había sido denunciado por su colega peronista Nicolás Martínez Dalke, a causa de su vinculación laboral con el municipio de Villa Allende, como asesor del intendente Pro, Eduardo “Gato” Romero.
El órgano legislativo mendiolacense dictaminó la separación de Díaz Yofre por 6 votos contra 1, sumando el apoyo del oficialismo radical a la imputación realizada por Martínez Dalke. El (mal) gesto del radicalismo local fue leído por el macrismo como una picardía del mandatario local, Daniel Salibi, quien se expresó con contundencia en contra de la alianza entre su partido y el Pro.

Esquizofrenia macrista
En un proceso de tan solo tres días y en su primera sesión ordinaria como concejal, el edil Díaz Yofre fue separado de su cargo por el Concejo Deliberante de Mendiolaza. El edil Martínez Dalke, del justicialismo, lo denunció el pasado lunes por incumplimiento de la normativa que rige las incompatibilidades entre los cargos políticos y el ejercicio del rol de concejal.
Puntualmente, el concejal del peronismo citó en su presentación el artículo 16 de la ley 8102, que establece las inhabilidades para ejercer la función de miembro del Concejo Deliberante. Entre los incisos, el tercero establece que no podrás ser concejales “los que ejerzan cargos políticos de cualquier naturaleza que fuere”. Las únicas excepciones previstas por la norma son los cargos de “Convencional Constituyente o Convencional Municipal”.
Además de desempeñarse como concejal, cargo al que accedió luego de encabezar como candidato a intendente la lista Alianza Cambiemos Mendiolaza (conformada por el Pro, la Coalición Cívica Ari y el Frente Cívico), Díaz Yofre había sido designado como Asesor de Planificación y Control por el intendente de la vecina localidad de Villa Allende, el exgolfista Romero.
De acuerdo a los documentos proveídos a la prensa, la designación de Díaz Yofre en Villa Allende data de comienzos de diciembre, a dos días de asumir la intendencia. Sin embargo, luego de que el lunes Martínez Dalke dio a conocer su denuncia, el macrista presentó el martes su renuncia al cargo en Villa Allende, la cual fue aceptada por Romero en la misma jornada.
La renuncia de Díaz Yofre a su “otro” cargo no fue tomada en cuenta por los ediles mendiolacenses, quienes por amplia mayoría aprobaron ayer su destitución, en la primera sesión ordinaria del año.

Vendetta radical
A pesar de que la denuncia contra Díaz Yofre provino oficialmente del peronismo, las miradas macristas apuntaron ayer hacia el radicalismo de Mendiolaza. El oficialismo rojo y blanco contaba en el Concejo Deliberante con suficientes votos como para frenar la destitución del macrista y buscar una salida más decorosa para quienes fueron sus aliados en los comicios provinciales y nacionales.
Sin embargo, arrojar un salvavidas al edil amarillo no estaba entre los planes del mandatario local, Daniel Salibi. El intendente de Mendiolaza es reconocido dentro de su partido por sostener en más de una oportunidad posiciones en disidencia con el resto de sus correligionarios.
En particular, Salibi se opuso tajantemente a la serie de coaliciones electorales que su partido conformó a lo largo del 2015 con el partido del presidente Mauricio Macri. Particularmente, el titular del Ejecutivo municipal cargó las tintas contra algunos de sus correligionarios en ocasión de la partida (luego confirmada como momentánea) del intendente de Río Tercero, Alberto Martino, hacia los brazos del sciolismo.
En dicha ocasión, Salibi responsabilizó de la alianza con el Pro a los núcleos internos del radicalismo cordobés y sus respectivos dirigentes: Ramón Mestre, Oscar Aguad, Miguel Nicolás, Eduardo Angeloz, Mario Negri y Carlos Becerra. A los mismos los acusó de tomar sus decisiones sin consultar con los intendentes radicales ni con el resto de los afiliados.
Incluso, en ese momento el intendente de Mendiolaza aventuró la posibilidad de constituir un núcleo interno propio que representase al “interior” provincial y puso en duda su voto para Macri en la primera vuelta presidencial.
Con dichos antecedentes, desde el macrismo mendiolacense juzgaron como una treta radical la destitución de su excandidato a intendente, quien en los comicios locales del año pasado quedó a poco más de dos puntos porcentuales del reelecto mandatario.