De la Sota anticipa faltazo cordobés al Congreso del PJ

Todo indica que José Luis Gioja será la cabeza de una lista única de cara a la renovación de autoridades del PJ. El miércoles tendrá lugar el Congreso Partidario, primer paso del proceso que concluirá el 8 de mayo. José Manuel de la Sota criticó las negociaciones entre los sectores. El peronismo cordobés se quedaría afuera.

Por Marcos Duarte
[email protected]

De la Sota

“Ya sabemos que día no vamos a tener internas”, fue la irónica reflexión que recorrió los corrillos del justicialismo cuando el Consejo Nacional fijó el 8 de mayo como fecha de la elección para renovar autoridades partidarias.
A medida que avanza el cronograma fijado en la reunión de la cúpula partidaria, que tuvo lugar a principios de este mes, se confirma sospecha que muchos dirigentes sugerían: el peronismo nacional no va a llegar a las urnas para decidir quién es su presidente. Las esperanzas de algunos, que sostenían que el agotamiento del mandato de las autoridades actuales era la oportunidad para reorganizar el PJ y, al mismo tiempo, incluir a los sectores marginados en los últimos años, quedaron en el terreno de las ilusiones.
Los principales sectores que hoy están dentro de la estructura orgánica del partido parecen estar muy cerca de acordar una lista de “unidad” encabezada por el ex gobernador sanjuanino José Luis Gioja. El grupo de los gobernadores, el que orientan los intendentes bonaerenses y el que concentra a los que se mantienen leales a Cristina Kirchner negocian a contra reloj los espacios en la futura conducción.
La figura del ex mandatario sanjuanino cumple con varias condiciones para los sectores en pugna. Para los gobernadores del PJ representa una figura moderada que funcionará como interlocutor con el gobierno de Mauricio Macri en las negociaciones que vienen manteniendo desde hace algún tiempo. Los líderes provinciales necesitan fondos para oxigenar sus administraciones y, a cambio, ofrecen colaboración con el Ejecutivo nacional para destrabar cuestiones claves, como la reforma de la ley cerrojo y la aprobación de los pliegos de los juristas propuestos para completar las vacantes en la Corte Suprema de Justicia.
Para los sectores kirchneristas nucleados en La Cámpora y algunos referentes como Jorge Capitanich es una buena manera de evitar el total aislamiento político. Estos últimos reclamarán lugares en la futura conducción. Para dirigentes como el salteño José Manuel Urtubey, Gioja tiene un valor agregado: no pretende la candidatura presidencial.
El costo de no llegar a una votación es la confirmación de la virtual ruptura del peronismo. En estas condiciones, los sectores del justicialismo que integraron la coalición UNA poco tienen para ganar participando del proceso interno del PJ. Sergio Massa ya anticipó que no le interesa volver a la estructura partidaria y, en su momento, postuló a José Manuel de la Sota para encabezar el partido. Esta candidatura presuponía una voluntad política mayoritaria en el sentido de aislar al kirchnerismo, condición que no parece verificarse hasta el momento.
El Congreso convocado para el próximo miércoles tiene como principal objetivo hacer una demostración de fuerza en función de la candidatura de Gioja. El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, declaró que existe un consenso “del 90%” a favor de la candidatura del sanjuanino. Además, el cónclave definirá cuestiones claves en lo referido a la presentación de listas y reglamento electoral. Los operadores peronistas descuentan que estas definiciones también se tomarán favoreciendo la lista de “unidad”.
Es por todo esto que el ex gobernador cordobés volvió a emitir un mensaje, vía Twitter, desde su prolongada estadía brasilera.” PJ: negociaciones febriles entre Cristinistas y Karrepentidos podrán solucionar su ilegalidad actual, pero no alumbrarán un PJ ganador!” sentenció De la Sota graficando la situación actual del proceso interno justicialista. Con estas declaraciones, prácticamente confirmó que los congresales del peronismo cordobés no serán de la partida en la asamblea del miércoles.
El camino que terminará el 8 de mayo es largo y puede haber sorpresas en el medio; pero lo que se vislumbra es una situación paradójica: el PJ consagrará una lista de “unidad” que tendrá como principal consecuencia política la confirmación de su ruptura.