Mestre busca la unidad en la UCR de Río Cuarto

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

11-01-2016 la ministra Carolina Stanley recibio al intendente de la Ciudad de Cordoba Ramon mestre en el Ministerio de desarrollo Social de la Nacion. foto: juan martin garcia/MDS.

La interna del radicalismo riocuartense cerró mal en la noche del miércoles, y por ahora hay cinco precandidatos a intendente para la elección del domingo 20 de marzo. Hasta entonces, corre el tiempo para bajar las cinco listas en un acuerdo que contemple a todos.
Ramón Mestre, que hasta ahora seguía a distancia el culebrón de la UCR de Río Cuarto, comenzó a involucrarse para tratar de que se llegue a un acuerdo. En buena medida, de eso depende la suerte electoral de la alianza Cambiemos en el duelo decisivo contra el peronismo, que será en junio.
La elección municipal de Río Cuarto es el hito político del 2016, y Mestre no quiere que la gran noticia sea que el peronismo recuperó una ciudad que le ha sido casi siempre esquiva (desde 1983, sólo ganó en 1999, con Alberto Cantero como candidato).
Tampoco ha de quererlo Mauricio Macri, que podría ratificar sus títulos cordobeses de la mano de la versión riocuartense de Cambiemos. La coalición entre la UCR, el PRO, el Frente Cívico y el Partido Socialista está acordada, aunque los macristas miran con mucha preocupación la libanización de sus aliados radicales. Y, si hay que guiarse por los antecedentes del 2015, les gusta presionar a sus socios para definir las listas sin demasiada democracia interna.
Mestre comenzó a penetrar los distintos estamentos del radicalismo de Río Cuarto para que se llegue a una solución, en la que el intendente actual, Juan Jure, debería ser una pieza clave; sorprende, sin embargo, que se haya mantenido públicamente distante de las definiciones (no jugó por ninguno de los pretendientes).
Las negociaciones previas entre los dirigentes de Río Cuarto no fueron muy productivas. La disputa comenzó con siete precandidatos a intendente y sólo dos de ellos aceptaron un acuerdo, con la lista que encabeza Eduardo Yuni.
El ex legislador provincial Yuni aparece como el principal favorito para la elección interna del 20 de marzo, al menos según las encuestas que se conocen. Sin embargo, no consiguió amalgamar a los demás en torno suyo.
Hasta ahora, tendrá que medirse con otros cuatro precandidatos.
El primero en presentar su lista fue Eduardo Scoppa, quien abandonó el radicalismo hace ocho años y actualmente es concejal por el partido Encuentro Ciudadano. Aseguran que a él se lo podría bajar de un plumazo porque no reuniría las condiciones exigidas por la Carta Orgánica. De todas maneras, es tan pareja la elección en Río Cuarto entre Cambiemos y Unión por Córdoba que nadie puede darse el lujo de dejar heridos (el peronismo, por ejemplo, podría lamentar la escisión kirchnerista).
El segundo en plantarse para la interna fue el ex senador y diputado provincial Miguel Besso. El actual titular del Consejo Económico y Social cuenta con el respaldo del ex intendente Miguel Abella (1983-1991).
Los otros dos son el presidente del Concejo Deliberante, Claudio Miranda, y el secretario de Salud, Gabriel Abrile.
Las cinco listas presentadas dejaron vacantes cuatro lugares expectables en la lista de concejales y el primero en la de miembros del Tribunal de Cuentas, las que serán completados por los aliados macristas, juecistas y socialistas.

En el peronismo
Mientras tanto, en el otro campamento, el peronismo ya está trabajando activamente por la candidatura de Juan Manuel Llamosas, quien espera que el ex gobernador José Manuel de la Sota se involucre en la campaña.
De la Sota vive en Río Cuarto y tiene allí una alta imagen positiva, por lo que no resulta intrascendente si juega o no por Llamosas. En el entorno del candidato hasta apuestan que el ex gobernador será el jefe de la campaña.