Invitación al baile

Director X, el realizador detrás del videoclip de la canción “Hotline Bling”, de Drake, ha dicho que con ese trabajo pretende “conseguir que los hombres bailen”. Por lo menos por aquí parece haberlo conseguido, sobre todo si recordamos cómo festejó Macri su triunfo en el balotaje.

J.C. Maraddón

ilustra drake y macriA sus 40 años, el realizador canadiense de videoclips que firma sus trabajos como “Director X” ya se ha constituido en una celebridad mundial, y sus servicios son requeridos por las figuras más importantes del panorama de la música. Desde Little Mix hasta Iggy Azzalea, desde Flo Rida hasta Wiz Khalifa, las manos mágicas de Director X han sido solicitadas por varios de los referentes del pop y el hip hop actuales, como garantía de videos que lucen por si solos en esa galería infinita de arte audiovisual que es Youtube.

Por eso, no fue llamativo que un compatriota suyo, el rapero Drake, lo convocara para dirigir el video correspondiente a “Hotline Bling”, un tema que se inscribe si hesitar entre los más resonantes éxitos del 2015. A partir de una sucesión de sampleos de otras canciones, Drake construyó un hit monumental, altamente representativo de los tiempos que corren:  desde otros sonidos, logra darle forma a uno propio, original y sincopado, que se compone en partes iguales por la vehemencia del género del hip hop y por la sutileza de un rhythm and blues, coronando en una canción muchas décadas de la evolución musical afroamericana.

Un impacto de semejante contundencia debía estar acompañado por un videoclip que, por lo menos, estuviese a su altura. Para eso lo invitaron a Director X, quien hasta ese momento había focalizado su trabajo en la iluminación y en la elaboración de sus sets. Y también en las coreografías. Con el énfasis puesto en esos tres elementos, el realizador se salió con la suya y logró redondear una pieza muy valorada en los términos de la cultura del siglo veintiuno, que tiende a premiar aquello que disfruta de ser efímero y que aprovecha ese instante de repercusión para llevar las cosas al extremo.

Sin embargo, lo que en un primer vistazo sobresale del video de “Hotline Bling” es la manera en que Drake baila, casi siempre a solas y en algunos tramos con una bailarina. Sus movimientos son armónicos y a la vez exagerados, con la fluidez propia de su estilo, pero con una dinámica que lo pone casi al borde de la caricatura. Su danza realza el ritmo de la canción y sin que ésta se escuche parecería una agitación inexplicable. Equiparando la proeza que lograron contadas veces algunos colegas suyos, Director X se luce a partir de la performance del artista, dotándola de un marco que la subraya.

Según sus propias palabras, lo que se propuso Director X con su obra es “conseguir que los hombres bailen”. Y agregó: “Todos los atributos asociados con el baile y la diversión son buenos; te consideran sexy, valiente y socialmente comprometido”. Y cierra su reflexión con una verdad revelada: “Bailar es muchísimo mejor que permanecer en la barra, esperando que una chica se acerque a vos sólo porque te ve con un vaso de vodka en la mano”. Ver el video de “Hotline Bling” y sentir ganas de danzar sería una sola cosa.

Los argumentos de Director X podrían resultar risibles, si no tuviésemos aquí, a la vuelta de la esquina, un ejemplo que avala sus dichos. Cuando ganó el balotaje, Mauricio Macri celebró su victoria mediante un baile muy particular, al ritmo de la música de Tan Biónica. Esos desplazamientos que tantos memes generaron, sólo difieren de los de Drake vistos desde una perspectiva estética. Pero no sería de extrañar que en ese cúmulo de asesores de imagen que rodean al ahora presidente, alguien haya sugerido apelar a la danza de la manera en que la concibe Director X: como un disparador de la viralización que ansían todos aquellos que buscan consolidar su popularidad.