Scioli completa apoyo del arco gremial (dos CGT)

Por Juan Pablo Carranza
jpcarranza@diarioalfil.com.ar

pihenDepurada la oferta electoral con el balotaje, el sindicalismo delasotista se salió de los márgenes de su acuerdo con el gobernador José Manuel de la Sota y se inclinó por respaldar a Daniel Scioli para la segunda vuelta. Tal como lo anticipó Alfil en su edición de ayer, la CGT Regional Córdoba explicitó su apoyo al candidato presidencial del FpV.
Convocados por José Pihen, los secretarios generales de la central obrera se reunieron en la tarde de ayer en la sede boulevard Chacabuco para acordar un documento y fijar su posición de cara al 22 de noviembre. La propuesta fue extensiva también a los sindicatos que integran la CGT Rodríguez Peña.
El pronunciamiento tiene el valor para Scioli de conjugar la voluntad de las dos centrales obreras, exceptuando un puñado de gremios menores y al titular de la UOM, Rubén Urbano, quien siempre se mostró opositor su referencia nacional, Antonio Caló, titular de la CGT oficialista.
El acta fue firmada bajo el amparo del Movimiento Obrero Peronista –columna vertebral de la CGT Regional Córdoba- por el SEP, UEPC, Luz y Fuerza Regional, Smata y La Bancaria, entre otros. Por el lado de la central Rodríguez Peña: Luz y Fuerza Capital, Suoem y el Surrbac ratificaron el documento de apoyo.

Arco completo
El segmento que le faltaba incluir a la ola naranja era aquel que honró la voluntad del gobernador y se inclinó por Sergio Massa en las generales. El SEP precisamente encabezaba esta porción de fieles.
Es insoslayable remarcar la inclinación de un sector del delasotismo por una opción diferente a la del gobernador. Mientras José Manuel de la Sota afina sus coqueteos con Mauricio Macri de cara al próximo balotaje, su flanco gremial apuntó en la dirección opuesta. Lo que a primeras luces suena como alejamiento.

Distancia calculada
Sin embargo, si se tiene en cuenta el vínculo histórico que une a De la Sota y Pihen no llama tanto la atención que dirigentes identificados con Unión por Córdoba de la talla del legislador o el mismo ministro de Trabajo, Adrián Brito, no concuerden con la voluntad del socio cordobés de de UNA, quién en los últimos días se mostró muy duro con Scioli.
Esta desavenencia entraría dentro de los riesgos calculados de la relación. Por su génesis justicialista y acotada al mínimo la oferta electoral, asoma como una consecuencia lógica que el gremialismo delasotista tome un rumbo distinto a los deseados por el gobernador.
Es posible también que las propias tensiones al interior de la CGT -y porqué no del mismo SEP (aunque en mucha menor medida)- hayan obligado a Pihen a conceder a sus pares este documento.
No sería un golpe de timón tal como lo diera Carlos Alesandri en su salto al sciolismo, sino una necesidad de atender a estas demandas propias al gremialismo.
Para apuntalar esta tesis valer traer a colación una coincidencia. El mismo día que el gremialismo delasotista tomó una posición contraria a la del gobernador, salió a preservar su relación con el oficialismo provincial y anunció que no buscará un bono de fin de año para sus afiliados.
El argumento central es que los aumentos han sido mejores que la inflación. Pero si se lo lee en clave política, se trata de un gesto que le asegura al gobernador actual y al electo una transición sin sobresaltos. En todo caso resta comprobar si este apoyo se sale de los testimonial y pasa al plano de la acción.

Comunicado
“El resultado de las elecciones (…) le ha otorgado a Mauricio Macri para disputar la presidencia de la Nación. De inmediato los representantes de las patronales y los grandes grupos concentrados han festejado de forma estridente esta posibilidad que las urnas le han dado a uno de los suyos. No tenemos dudas que los festejos son malas noticias para los trabajadores ya que sin dudas auguran para el caso de un triunfo en segunda vuelta de su candidato, una fuerte ofensiva para imponer las políticas de ajuste que ya hemos padecido y que ahora vienen disfrazas de acuerdo social”, reza el comunicado.
“Frente a esta situación los dirigentes peronista gremiales nucleados en el Movimiento Obrero Peronista (MOV), en la CGT Regional Córdoba, proclamamos nuestro apoyo a la candidatura de Daniel Scioli para la Presidencia de la Nación”, afirma el texto.

CGT oficialista apuntala candidatura del FPV

El Consejo Directivo de la CGT oficialista que encabeza el metalúrgico Antonio Caló, se reunirá mañana para definir la estrategia que utilizará para apuntalar la campaña en favor del candidato del FpV Daniel Scioli, de cara al balotaje del próximo 22 de noviembre.
La reunión se realizará por la tarde, en la sede que el Sindicato de Peones de Taxis. En el encuentro los sindicalistas analizarán el escenario político que se planteó tras las elecciones del 25 de octubre en las que Scioli logró un ajustado triunfo y generó un clima de incertidumbre en el gremialismo oficialista.
“La idea es trabajar para delinear una tarea para que Scioli sea el próximo presidente”, declaró el titular de la Unión Ferroviaria (UF) Sergio Sasia.
“En principio vamos a hacer un análisis sobre el anuncio que hizo Scioli sobre Ganancias y después el tema será a agenda abierta aunque el trabajo para que el compañero Scioli sea presidente va a hacer constante y permanente”, remarcó a su vez el taxista Omar Viviani.