Negri: Se clausura la escribanía (por el Congreso con mayoría K)

El diputado nacional Mario Negri (UCR) dijo ayer a Nova que “como nadie va a tener mayoría en el próximo Congreso, se acaba de clausurar la escribanía”.
“Cuando Cristina Fernández de Kirchner sacó el 54% de los votos en 2011, se empacharon de poder y el Congreso funcionó con puras sesiones especiales. El Frente para la Victoria podría haber sacado un montón de leyes, pero siempre se tentaron con el camino del atajo: ‘llamamos a sesiones especiales, se trata lo que me interesa, levantamos la mano, votamos y nos vamos con la ley’”, cuestionó.
“Estoy esperando a esa enorme cantidad de gobernadores que no han abierto la boca todo este tiempo, a que vengan a reclamar federalismo”, agregó.
Para Negri, “se han producido dos hechos muy fuertes: el primero, es que después de 28 años, en la provincia de Buenos Aires la geografía política se ha modificado, con el triunfo de María Eugenia Vidal. Es muy positivo, porque pensaba que no podía gobernar otra cosa que no fuera el peronismo. El otro, es el triunfo de Gerardo Morales en Jujuy, que abre un piquete para cambiar el modelo feudal. Los gobernadores han hecho sistemas electorales en el norte para garantizarse su propio poder, y después ver quién es el presidente”, opinó Negri.
Luego, manifestó que “hay que preguntarle también al peronismo también si puede gobernar, porque sucede que siempre hubo un peronismo que se hizo cargo del presente cuando llegaron, pero no se hicieron cargo del pasado. Lo digo con tristeza, porque la vida de un país está hecha de errores y aciertos”.
“El matrimonio Kirchner llegó con un carácter fundacional, diciendo que la historia comienza cuando ellos asumen. Y eso no tiene nada que ver con la realidad: de Carlos Menem nadie se hace cargo, y parece un que fuera un pariente que entró escondido por la ventana y se coló en el Gobierno”, ejemplificó.
“En la UCR nos hacemos cargo de nuestro pasado y hemos pagado nuestros errores (en alusión a Fernando de la Rúa). Estaría bueno que algún día haya un libro blanco de la política argentina, para ver si podemos arrancar de otra manera”, concluyó.