Juez vendió en Buenos Aires que fue clave para el triunfo de Macri

juez5269Luis Juez fantaseó frente a un periodista porteño para tratar de disimular, en Buenos Aires, que en Córdoba se borró de la campaña presidencial de Mauricio Macri, que fue para la primera vuelta mucho más exitosa que lo imaginado.
En Córdoba, Juez no puede engañar a nadie: no participó de la campaña de Cambiemos. Tanto así, que apenas apareció en el acto de cierre.
El senador nacional, incluso, se bajó de su candidatura a la reelección cuando su mejor aporte a Macri iba a ser, justamente, figurar en una boleta.
En una entrevista concedida a Infobae, Juez aseguró: “Hemos trabajado fuertemente para que hoy Córdoba sea el principal distrito donde Cambiemos ha tenido el resultado electoral que tuvo”.
Semejante definición exhibe que trata de conservar el Buenos Aires algo del renombre que se ganó en los canales porteños a fuerza de humor.
“Debo decirlo con mucha humildad: hemos contribuido fuertemente a que la ciudad de Córdoba tenga el 60 por ciento del electorado votándolo a Cambiemos y a Mauricio Macri, y la provincia de Córdoba en un 50 y pico”, mintió.
También tomó distancia de la verdad al contar al periodista porteño cuál es su relación con el radicalismo cordobés. “En Cambiemos hemos construido un espacio muy plural, donde nos respetamos. Yo no tengo que pensar igual que los radicales de mi provincia, pero nos respetamos”, dijo. En realidad, en la UCR de Córdoba sólo tiene trato con Oscar Aguad. Ni hablar de la tirantez que existe con todo el mestrismo, que es el sector mayoritario del radicalismo, por las denuncias de Juez al intendente.
Juez, quien en la entrevista se presentó como “presidente” del Frente Cívico -declaración que el verdadero titular del partido, Ernesto Martínez, podría considerar como desestabilizante- insistió con que su renuncia a la candidatura a senador nacional fue un sacrificio.
“Le dije, mirá Mauricio: yo quiero ser candidato a intendente, no puedo que la gente piende que yo voy a jugar con doble chance, que si no me va bien acá, voy como senador”, contó. Ignoró que recién se bajó de la lista de senadores nacionales luego de que los apoderados de la UCR se lo reclamaran una y otra vez.
Polémica será su definición de “progresismo”. “Hoy el progresismo es trabajar para Mauricio Macri”, recalcó.
“No hay progresismo si no hay futuro, no hay progresismo si la gente no tiene trabajo, no hay progresismo si a tu viejo te lo matan por un par de zapatillas, no hay progresismo si el narcotráfico se lleva puesta la vida de cientos de miles”, definió.
La oposición del progresismo a apoyar a Macri fue calificado como “ todo un berretín de un montón de tipos que lo único que quieren, bajo un pretexto ideológico, es justificar un cargo personal”. “Bajo el pretexto ideológico seguimos siendo diputados, concejales senadores, nos salvamos nosotros y que la gente se joda”, acusó.
Juez analizó lo que podría suceder con los votos massistas en Córdoba para la segunda vuelta electoral.
“La gente en Córdoba cuando tuvo que votar a De la Sota en las PASO lo votó. No siendo candidato De la Sota quedó claro, absolutamente claro en esta elección en la primera vuelta, que ese voto que lo acompañó a De la Sota no lo iba a acompañar, y creo que no estando ni De la Sota ni Massa, ese voto naturalmente tiene que venir a Mauricio Macri. Sería una locura que ese voto, con el argumento de que es un voto filoperonista, pueda acompañarlo a Scioli”.
Para Juez, el domingo “la gente rompió el miedo, el pánico, a los aparatos políticos, a los barones del conurbano, a que si no me votás se te cae el plan social, a que si no lo votás a Scioli van a venir por la jubilación, van a venir con la década del ‘90. Y eso tiene un valor en la política, un valor simbólico importante”.