CGT Regional Córdoba (Pihen incluido) apoya a Scioli

Por Juan Pablo Carranza
jpcarranza@diarioalfil.com

IMG_0457En las PASO y en las generales, el gremialismo cordobés dividió sus fuerzas. Los sindicatos de matriz peronista -la gran mayoría- fragmentaron posturas. Mientras el grueso de las conducciones optó por manifestar su apoyo a Daniel Scioli, una porción menor decidió mantenerse fiel a la voluntad de José Manuel de Sota y respaldar a Sergio Masa el pasado 25 de octubre.
El SEP comandó este segmento de gremios que prefirió honrar su acuerdo con el gobernador provincial. Esta diferencia de preferencias no alteró la convivencia gremial cordobesa, que siempre consintió las autonomías para conservar la unidad de la central obrera que más sindicatos nuclea.
Depurada la oferta electoral con el balotaje, las opciones positivas se reducen a dos: Daniel Scioli o Mauricio Macri. Mantener, en esta circunstancia tan cara el peronismo, una tercera posición tendría un costo para cualquier dirigente gremial. Ese es el argumento que repasan varios dirigentes cordobeses.
José Pihen ahora deberá asumir la encrucijada de optar por uno y otro, y salirse del contrato que siempre lo unió con José Manuel de la Sota, y que le valió sus dos postulaciones a la Legislatura. Por primera vez, el titular del SEP se saldría de los márgenes de la alianza que sistemáticamente horró contra viento y marea.
En las últimas horas comenzó a tomar color la posibilidad de que el SEP finalmente se sume a lista de gremios que rubricaron su apoyo a la candidatura de Scioli. Fuentes gremiales señalaron que el pronunciamiento oficial es cuestión de horas, y que ya hay circulando un borrador de este comunicado vía redes sociales.
Hoy la central obrera llevará adelante un nuevo plenario en su sede de boulevard Chacabuco. De allí surgirá la postura oficial del SEP. Para contener a todos los concurrentes y no generar resquemores internos, será el Movimiento Obrero Peronista, columna vertebral de la CGT cordobesa, el que se encargue de asumir esta responsabilidad y su respaldo a Scioli.
La gran parte de los sindicatos cordobeses ya manifestó su vocación de jugar con el candidato del FPV. UEPC, La Bancaria, Luz y Fuerza Regional, tuvieron un acercamiento con Oscar Cuartango, ministro de Trabajo de Scioli, días antes de las elecciones.
Pihen tiene una buena relación con Cuartango e inclusive fue convidado a dar una charla sobre el Cordobazo a la provincia de Buenos Aires unos meses atrás. Este vínculo puede ser una pista de la nueva postura del SEP. También puede consignarse la participación de algunos miembros de la Juventud Sindical en una charla organizada por Nicolás Milazzo, el alfil designado por Scioli para articular su operación en Córdoba, en los días previos a los comicios.

Peronismo herido
La segunda vuelta amanece como un dilema para el peronismo cordobés. El miércoles pasado desde Tigre De la Sota ya anticipó que no se inclinará por Scioli. Algunos dirigentes esperan una definición contundente de los líderes del PJ local y ya sin Sergio Massa como opción, apuntan hacia el candidato del oficialismo nacional.
Desde el peronismo herido buscan sacar provecho de esta tácita postura del gobernador provincial. El segmento que conduce Eduardo “Lalo” Barrionuevo salió a buscar las simpatías naranjas por la falta de pronunciamiento del PJ Cordobés.
“Ante la ausencia de la conducción provincial del Justicialismo de Córdoba, en fijar posición acerca de la elección presidencial, entendemos que tal decisión retorna a la soberana voluntad del peronismo en su conjunto. En tal sentido nos pronunciamos a favor de articular acciones que abarquen a los distintos sectores del Justicialismo de Córdoba, sin distinción, promoviendo encuentros que nos permitan alcanzar el objetivo de la hora: Scioli presidente”, reza el comunicado.
Este llamado está en sintonía con la convocatoria que hizo Martín Gill hace unas semanas para recomponer la unidad del peronismo pos 25 de octubre. En los próximos días posiblemente se den algunos movimientos en esa dirección.