Mestre cancela saldos de campaña electoral

Por Yanina Passero
[email protected]

p05-1La campaña radical por las elecciones municipales fue cuidada, certera. Ramón Mestre logró la reelección sin meterse en la lucha de barro que proponía el arco opositor, claro que con algunos matices.
La suerte estuvo de su lado porque los embates teledirigidos hacia el titular del Palacio 6 de Julio, fueron cediendo protagonismo. Los postulantes se enredaron en descalificaciones de ocasión, conforme a quien perfilaba para el segundo puesto o mostraba una avanzada del cuarto al tercer peldaño en el podio.
Con los esfuerzos opositores divididos entre varios frentes, Mestre aprovechó el beneficio de su condición: los cortes de cintas estuvieron a la orden del día y monopolizaron prácticamente todas las acciones proselitistas. Se llevaron a cabo todas las inauguraciones que las 24 horas del día permitían, independientemente de su envergadura o estado de ejecución.
Sus oponentes criticaron la presunta “competencia desleal”, aún a sabiendas de que no está prohibido lo que no está legislado. Nada inhabilitaba a Mestre -como hicieran sus pares en la compulsa cuando fueron responsables del Ejecutivo municipal- a presentar un relato de sus cuatro años al frente del estamento del Estado a su cargo y reforzarlo con un shock de obra pública como botón de muestra de lo que está por venir.
La estrategia no se interrumpió, pese al triunfo. Siguen los anuncios y presentaciones importantes con el intendente como protagonista. Es evidente la jugada con los resultados en la mano: mantener el mismo ritmo de campaña en materia de inauguraciones y hechos de gestión para desvincular cada apertura con la motivación electoral. De manera velada, también busca ponerse al día con aquellas acciones de campaña que no pudieron presentarse a tiempo por los avatares típicos de la construcción, problemas administrativos, burocracia o estrategia política.
En la jornada de ayer, Mestre presentó la primera tanda de colectivos que adicionará al sistema de transporte urbano. Se trató de 20 coches cero kilómetro (de 48 proyectados) que cuentan con pisos bajos y rampas para el acceso de personas con alguna discapacidad. Asimismo cuentan con otras condiciones de seguridad como cámaras y GPS.
De esta manera, el intendente dio una respuesta –tardía- a una de las fuertes críticas que sufrió durante la campaña porque la flota del esquema no cumplía con las exigencias del marco regulatorio que sus ediles aprobaron en el Concejo Deliberante, a inicios de su primera administración.
La presentación fuera del paraguas proselitista puede que sea, incluso, intencional. Cabe recordar que a pocos días de los comicios, el ex candidato Luis Juez denunció que Mestre tenía colectivos con rampas “guardados desde hace meses” con la supuesta intención de presentarlos en el momento oportuno, buscando un golpe de efecto que rindiera en las urnas.
La saga quedará interrumpida por las vacaciones que tomará Mestre esta semana. No obstante, ya tiene programada la obra que estrenará a su regreso. Se trata del primer parque educativo en la zona sureste de la ciudad. Una obra que el intendente anunció a mediados de su mandato cuando su gabinete ardía en medio de denuncias mediáticas por corrupción de sus funcionarios y pocos logros de gestión que mostrar.
Mestre pretende que estas instalaciones innovadoras sean su sello de gestión. Prometió cinco, cuando todo indicaba que había llegado el momento de dejar las palabras, para pasar a las obras. El plazo corregido para el lanzamiento son 20 días.