TSJ avala reemplazo de Esteban en Cruz del Eje

p7
El TSJ convalidó como intendente «interino» a Fernando Bazán.

[dc]L[/dc]a localidad de Cruz del Eje ha vivido meses de intensas turbulencias políticas, con una larga serie de conflictos entre el intendente, Francisco Alberto Esteban, y los miembros del Concejo Deliberante local. Sin embargo, los últimos episodios parecen haber definido la disputa a favor de los ediles.
En una suerte de acuerdo bipartidario, concejales de las dos principales fuerzas de Cruz del Eje (la Unión Cívica Radical –oficialismo- y Unión por Córdoba –oposición-) denunciaron al mandatario comunal por la presunta comisión de los delitos de fraude a la administración pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público, y peculado de bienes y servicios públicos. Todas las acusaciones están relacionadas a la organización del tradicional Festival del Olivo.
A causa de esto, el fiscal de Instrucción de Cruz del Eje, Raymundo Barrera, ordenó hace poco más de un mes la detención de Esteban, a la vez que fijó la imputación de sus dos hijos, ambos funcionarios del Municipio, y de su esposa.
Inmediatamente después de que Esteban fuera apresado por la fuerza pública, el Concejo Deliberante designó por unanimidad al presidente de dicho cuerpo, Fernando Bazán, como intendente interino “mientras dure el impedimento”.
El abogado Miguel Ortiz Pellegrini, patrocinante del detenido mandatario, se encargó de presentar una petición al Tribunal Superior de Justicia, máximo instancia del Poder Judicial cordobés, solicitando su intervención. De acuerdo a la interpretación de Esteban, los ediles cruzdelejeños habrían realizado un “derrocamiento por vías de hecho”.
Para ello, su defensa basó su argumentación en el artículo 17 de la Constitución provincial, que establece que la misma “no pierde vigencia aún cuando por acto violento o de cualquier naturaleza se llegue a interrumpir su observancia”. Además, el texto constitucional agrega que “quienes ordenen, consientan o ejecuten actos de esta índole son considerados infames traidores al orden constitucional”.
Como máximo órgano del sistema judicial cordobés, está previsto que el Tribunal Superior de Justicia se aboque a cuestiones de conflictos entre poderes, evitando que dicho tipo de disputa transcurra la habitual via de apelaciones entre un juzgado de primera instancia y dicho cuerpo.
Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia descartó hoy que la designación de Bazán haya constituido un “derrocamiento” o una “usurpación del cargo”, dando por denegada la petición de Esteban.
Entre sus argumentos, máximo tribunal cordobés argumentó que “ante el impedimento en el que se encuentra incurso el intendente municipal, el Concejo Deliberante recurrió a la solución legal dispuesta para tal caso. En todo momento, se aclaró que, tanto en los fundamentos como al resolver la acefalía temporaria, la designación del presidente del Cuerpo Legisferante como intendente interino de la ciudad lo es mientras dure el impedimento del titular del Departamento Ejecutivo”.
De esta manera, se dio por tierra a las pretensiones de Esteban, quien cumple prisión domiciliaria en la localidad que supo gobernar. Asimismo, se le recomendó a Bazán que, para mayor claridad, acompañe su firma en escritos oficiales con una leyenda que aclare su papel de “presidente del Concejo Deliberante a cargo del Departamento Ejecutivo municipal”.

Agitada interna radical
La primera acción de Bazán al asumir la titularidad del ejecutivo local consistió en fijar una nueva fecha para los comicios municipales. La ciudad cabecera del departamento Cruz del Eje elegirá a su próximo intendente el próximo 8 de noviembre, dos semanas más tarde que la primera vuelta nacional. La elección estaba originalmente prevista para este domingo, pero la resolución que la convocaba era cuestionada tanto por sectores del radicalismo como por el peronismo.
Con el alivio de seis semanas extra, el radicalismo local pudo organizar sus internas para definir la candidatura a la intendencia. Cinco precandidatos competirán para encabezar la fórmula, pero dirigentes locales intuyen que la disputa real será entre los dos intendentes cruzdelejeño: el detenido Esteban y el interino Bazán.
Es por ello que la definición del conflicto planteado a propósito de la suspensión de Esteban cobra relevancia, a solo cuatro días de las primarias radicales. Ambos dirigentes han intentado desacreditar a su oponente con motivo de su situación actual. Sin embargo, el fallo del Tribunal Superior de Justicia funcionaría como un verdadero respaldo para lo actuado por Bazán.
Además, participarán de la interna Justiniano Arce y Mónica Sormani, ambos de la histórica Línea Córdoba angelocista. También será de la partida Ricardo Manzino, por el mestrista núcleo Confluencia.
En las pasadas elecciones provinciales de julio, dos resultados opuestos se dieron en el departamento Cruz del Eje en las categorías de Gobernador y de Legislador Departamental. Mientras en el primer tramo el ganador fue el justicialista Juan Schiaretti, en el segundo el triunfo fue para Eugenio Díaz, de la lista Juntos por Córdoba (UCR, PRO y Frente Cívico).
Un escenario de paridad entre peronismo y radicalismo podría repetirse en los comicios de noviembre, por lo que la definición del candidato y la unidad del partido detrás suyo son fundamentales para no devaluar la oportunidad de la UCR de continuar gobernando Cruz del Eje.