Enroque corto

Cacho vuelve

2015-09-23_BUENAVENTURAEl kirchnerista y el periodista animaron un café en un bar vecino a la Legislatura. El dirigente dijo confiar en que Daniel Scioli se impondrá a Mauricio Macri en primera vuelta. Lógico. Es optimista. Aunque sabe que las cosas serán difíciles para el kirchnerismo en la provincia de Córdoba.

Periodista: Han tenido un año difícil en Córdoba, con pocas satisfacciones electorales.

Kirchnerista: Es cierto. Sufrimos en todas las elecciones.

P.: Bueno, Tomás Méndez le dio una alegría…

K.: A los sciolistas, pero nosotros no pudimos festejar. Teníamos que aguantarnos el mal trago de la elección de Giacomino.

P.: Y hasta parecía que a Eduardo Accastello le iba a ir bien en la elección de gobernador, ¿no?

K.: Ni me hable. Eso también nos ilusionó por demás.

P.: Lo malo es que provocaron que un gran humorista, como Cacho Buenaventura, deje los escenarios para acompañar a Accastello en la fórmula.

K.: Pero no es definitivo.

P.: Él había dicho que sí.

K.: Porque tenía que mantener la ilusión de que ganábamos… Le doy una primicia.

P.: A ver…

K.: Cacho vuelve a los escenarios en James Craik. El viernes 2 y sábado 3 de octubre habrá un festival por el aniversario de la fundación de la ciudad. El sábado actuará Cacho Buenaventura.

P.: O sea que el intendente Hugo Graieb, el radical, lo rescata de la política y lo devuelve a los escenarios…

K.: No me martirice…

Disconformidad gremial

Los gestos en política son fundamentales. Un guiño, una invitación o una foto sirven para manifestar las adhesiones y simpatías. En tiempos electorales este tipo de señales son más que vitales para conservar y abonar las relaciones. Un descuido en las formas puede generar cierto malestar.

Dirigente K: ¡Parece que no aprendemos más!

Periodista: ¿Está enojado por algo en particular?

D.K.: Por muchas cosas que sucedieron este año. Pero bueno, como en todos lados, seguir una vocación política tiene sus sinsabores.

P.: Veo que tiene ganas de hablar. Ayer me encontré con un conocido suyo al que también le hice de psicólogo. Lo escucho.

D.K.: ¡Parece de no creer! Nos esforzamos para mantener bien alto la bandera del proyecto en nuestro gremio; contra viento y marea soportamos los reclamos por inflación o ganancias. Pero Buenos Aires siempre nos ningunea.

P.: Está hastiado.

D.K.: Un poco sí. Pero no se confunda, mantengo mi devoción para con el proyecto. Pero pensé que con Daniel Scioli quizás cambiaban algunas formas de destrato.

P.: Explíquese.

D.K.: El lunes pasado, Scioli presentó en Buenos Aires su plan económico. Los dirigentes gremiales que trabajamos en su candidatura a presidente no recibimos ni un llamado para ir, y resulta que el titular de los Call Centers, Walter Franzone, se anota un poroto y figura como estrella cordobesa.

P.: No me había percatado.

D.K.: Acá hay gremios muy grandes como La Bancaria, Luz y Fuerza Regional, Uepc o Alimentación que siempre han demostrado su afecto por el kirchnerismo y de hecho integran la Mesa Gremial Scioli Presidente a la que ni siquiera le enviaron un mail para ir al acto. Soportamos los cachetazos de estar alineados con el gobierno, no nos invitan y encima le dan lugar a un gremio pequeño. Imagínese con que ánimo salimos nosotros a respaldar la campaña. No me explico estos desaciertos y eso que le hace falta mucha sopa al kirchnerismo en Córdoba como para andar haciendo más sapos.

Bee Sellares, también a cargo de la General

El intendente Ramón Mestre perdió a un funcionario clave faltando apenas pocas semanas para el cierre de su primera administración y el inicio del nuevo ciclo. Alberto Giménez, a cargo de la Secretaría General, no pudo postergar su salida del gabinete, presuntamente por razones de salud. El periodista charlaba con su informante municipal al respecto.

Periodista: ¿Definieron el reemplazo de Giménez?

Informante municipal: Como le comenté hace un par de días, parece que Mestre siguió el consejo de uno de sus asesores y no designará a un nuevo miembro, faltando poco más de dos meses para que termine su primer mandato. El secretario de Gobierno, Javier Bee Sellares, trabajará a tiempo completo en las dos áreas.

P.: No conviene apresurarse. 

I.M.: Claro que no. Es una cartera central. El intendente pensará con más tranquilidad quién tendrá la áspera tarea de negociar con el Rubén “El Gringo” Daniele.

P.: Prometió una mejor relación.

I.M.: Sí, Daniele prometió eso. Usted sabe que no es el único que negocia en el Suoem. Giménez convivía diariamente con los delegados que lo esperaban en la puerta de su despacho con exigencias de las más variadas.

P.: Me imagino lo agotadora debe ser la rutina.

I.M.: No se lo podría imaginar.

Los hermanos sean unidos

En la noche del martes, los hermanos Ramón y Diego Mestre participaron del programa Los Leuco, de la señal porteña Todo Noticias. Con un estilo “desacartonado”, la propuesta del programa consiste en mostrar a políticos y referentes sociales desde un punto de vista humano, con anécdotas familiares.

Esto no les fue difícil al Intendente y al diputado nacional, quienes usualmente hacen referencia a su padre, el intendente Ramón Bautista Mestre. Los políticos cordobeses complacieron a sus entrevistadores (padre e hijo) con el relato de que las salidas familiares de su infancia consistían en visitar las obras públicas que la gestión de su padre llevaba a cabo en barrios de la Ciudad.

“Indiferentes no podríamos ser nunca” expresó el mandatario municipal, ante el comentario de los conductores sobre su posible amor u odio hacia el mundo la política.