PJ juega fuerte en Alta Gracia para contener ola radical

torres - saieg[dc]T[/dc]ras dos fines de semana de rimbombantes triunfos radicales, Unión por Córdoba (UpC) quiere sacar el mayor provecho posible de lo que consideran que será un muy probable triunfo peronista en la localidad de Alta Gracia. La apuesta no es menor, ya que de las diez ciudades más pobladas de la provincia, es la única que aún resta de definir sus nuevas autoridades municipales en este año. Otras ocho ya lo han hecho, mientras que Río Cuarto lo hará el próximo año.

La ola roja-amarilla
La Unión Cívica Radical tuvo dos fines de semana de rimbobantes triunfos. El domingo 13, Ramón Mestre consolidó su liderazgo sobre la capital cordobesa, que con el 40 por ciento de los habitantes de la provincia y la segunda concentración poblacional del país, se podría convertir en una óptima plataforma para proyectarse provincial y nacionalmente.
Además, en la misma jornada, Carlos Briner desplazó al peronismo de la intendencia bellvillense, sobre la que rigió durante los últimos 12 años, al frente de una lista radical que recibió apoyos amplios y variados: PRO, Frente Cívico, Coalición Cívica y Partido Socialista. Una diferencia de 25 puntos porcentuales sobre el segundo candidato, el justicialista Abraham Galo, se cristalizó como el símbolo de la epopeya.
Posteriormente, el pasado fin de semana, César Abdala le ofrendó al partido rojo y blanco otro triunfo en tierras justicialistas. En la cabecera del partido Presidente Roque Sáenz Peña, el frente Cambiemos Laboulaye (UCR y PRO) desbancó 0al intendente Julio José Napoli. Los casi 14 mil vecinos que participaron de la elección cobraron especial relevancia por la mediatización que garantizaron las visitas de la fórmula presidencial de Cambiemos: Mauricio Macri, en la jornada de ayer, y de Gabriela Michetti, en el cierre de campaña de Abdala (más información en página 6).
Desde el radicalismo se le intentó dar énfasis a dichos triunfos. Desde el Ente de Cooperación Recíproca de Municipios y Comunas (Foro de Intendentes Radicales) lo celebraron con las palabras de Mestre, quien preside la institución: “Somos una fuerza imparable”. Además, se encargaron de definir que más del 50 por ciento de los habitantes de la provincia tendrá un jefe comunal radical, de acuerdo a los cálculos poblacionales de las localidades que ya celebraron comicios.

Alta Gracia, la próxima batalla
intendetnes alta graciaPor todo esto, desde el justicialismo provincial han concentrado sus esfuerzos en las elecciones municipales de Alta Gracia. El abanderado de la cruzada será el actual viceintendente de la localidad serrana, Facundo Torres Lima.
Con un perfil joven, ha explotado su paso por la titularidad del ejecutivo municipal, en el que reemplazó al actual intendente Walter Saieg durante su paso por el ministerio provincial de Gobierno y Seguridad. En esta empresa estará acompañado de Juan Manuel Saieg, quien ocupa la secretaría de Gobierno del municipio.
La dupla Torres – Saieg deberá enfrentar otros nueve contendientes. El radicalismo y el PRO competirán por separado en este caso, con Leandro Morer y Martín Ávila como sendos candidatos.
El kirchnerismo presenta a Mauricio Geremía como candidato del Frente para la Victoria y el frente Alta Gracia para Todos compite con Clarisa Villares a la cabeza. Además, participarán de la elección el Partido Socialista, el Encuentro Vecinal Córdoba, el Movimiento de Unidad Popular, el MST – Nueva Izquierda y el Partido del Trabajo y del Pueblo.
Desde el peronismo confiarían en obtener una victoria, y el objetivo estaría puesto en potencial la diferencia porcentual con el resto de los candidatos, para que la lectura de triunfo sea total. Por ello, la fórmula del oficialismo ha recibido el apoyo explícito de los dos mayores referentes del peronismo cordobés: José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti.