Huelga juecista para la campaña de Macri

El juecismo necesita que Cambiemos gane en octubre en senadores nacionales para conservar una banca en la Cámara Baja, donde sobrevive (generosamente) la última línea de los soldados del Frente Cívico.
El juecismo necesita que Cambiemos gane en octubre en senadores nacionales para conservar una banca en la Cámara Baja, donde sobrevive (generosamente) la última línea de los soldados del Frente Cívico.

[dc]O[/dc] Luis Juez amaga con traicionar una vez más a Mauricio Macri o su partido, el Frente Cívico, quedó tan destartalado después del 13 de septiembre que no tiene fuerzas para encarar una sola campaña más.
Lo cierto es que en la formación de los equipos de campaña por la candidatura presidencial de Mauricio Macri los juecistas brillan por su ausencia.
A nivel provincial, la tarea recayó en el macrista Nicolás Massot y en el mestrista Orlando Arduh, quienes desde la semana pasada recorren el interior. Ningún juecista se subió al auto con el que los aliados salen a alinear a los intendentes.
El lunes, en tanto, se constituyó en el local de la Ucedé (o sea la sede del PRO) el equipo de campaña municipal, en una reunión de la que participaron dirigentes de la Unión Cívica Radical, del PRO y hasta de la modesta Coalición Cívica-ARI. Entre otros, estuvieron el presidente del Comité Capital de la UCR, Alejandro Balian, junto a Miguel Nicolás y Juan Negri, Soher El Sukaria y Massot, por el PRO, los representantes juveniles de ambos partidos, y Ángel Villagra por la CC-ARI. Pero del Frente Cívico, nadie.
“Invitamos a todos, por supuesto”, aclaró uno de los contertulios, no demasiado sorprendido por el faltazo juecista.
El Frente Cívico no tiene candidatos expectables en la lista de diputados nacionales, que encabeza el radical Mario Negri, pero se juega la vida en el tramo de senadores, donde el número dos es Ernesto Martínez.
El juecismo necesita que Cambiemos gane en octubre en senadores nacionales para conservar una banca en la Cámara Baja, donde sobrevive (generosamente) la última línea de los soldados del Frente Cívico.
Pese a ello, los juecistas no parecen interesados en colaborar en la campaña.
No sería éste el primer desaire de Juez a Macri. Tampoco el más grave, ya que el porteño diseñó un acuerdo doloroso para la UCR cordobesa que incluía a Juez como primer candidato a senador nacional. Pero el jefe del Frente Cívico decidió apostar a derrotar a Mestre, en lo que constituía una violación del acuerdo aliancista, y fue obligado, en el camino, a renunciar a su postulación al Senado. Finalmente, fue vapuleado en la elección municipal y se quedó sin el “submarino a pedales” ni la “hamaca paraguaya”.
Sin el juecismo, entonces, los candidatos de Cambiemos saldrán a recorrer la ciudad de Córdoba. El primer paso se dio anoche, con salidas a los comités radicales de las seccionales Primera, Segunda, Tercera y Novena. En los próximos días se cubrirá toda la Capital.