Caja y deuda de Epec en la agenda sciolista

Por Gabriela Origlia

epec[dc]E[/dc]l viernes llega a Córdoba el candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Vendrá acompañado, entre otros, por Diego Bossio, el titular de Anses. El dato no es menor ya que Córdoba –una jurisdicción reacia al kirchnerismo- tiene dos temas importantes pendientes con el organismo previsional y puede haber señales o gestos de que, de llegar a la Rosada, haya arreglo.
Por un lado, está el conflicto con la Caja de Jubilaciones. La Nación no sólo debe pagar la deuda acumulada sino determinar cómo financiar de acá en adelante el sistema previsional cordobés. Por el otro, la Provincia viene pagando la deuda que tomó con Anses para la construcción de la central térmica de Pilar. Las cuotas no son para nada livianas y tal vez podría haber una refinanciación.
Cualquiera sea el presidenciable que termine ganando la carrera, los dos puntos integran la agenda obligada de conversaciones con el gobernador cordobés electo, Juan Schiaretti. Después de la elección provincial de julio, tanto Mauricio Macri como Scioli insisten en que el vínculo con Córdoba se recompondrá y que tienen buena relación con el triunfador. En el caso de Sergio Massa, directamente lo apoyó en el comicio como parte integrante del espacio UNA junto con José Manuel de la Sota.
En el caso de Scioli, viene diciendo que -de cara a las elecciones de octubre- hablará con dirigentes peronistas no kirchneristas, entre los que mencionó a Schiaretti: “Buscaré conversar con todos, en especial con mis compañeros que conozco hace muchos años. Con Schiaretti tengo buena relación”. El cordobés insiste en que la estrategia nacional la fija De la Sota, pero también admitió en varias oportunidades que dialogará con quien sea el nuevo Presidente.
El conflicto de la Caja de Jubilaciones fue llevado por la Provincia a la Corte Suprema después de que en 2010 la Nación dejara de transferir dinero para cubrir el déficit del sistema previsional pese a tener un convenio firmado. La demanda judicial es por los $1065 millones pendientes de ese año, pero el titular del organismo estima que la deuda acumulada desde entonces es de $12 mil millones.
En las últimas semanas –tal como reflejó Diario Alfil- la Corte convocó a declarar como testigos a funcionarios provinciales y de Anses. El cálculo provincial es que si la Nación cumpliera el acuerdo firmado en el 2009 debería estar girando unos $2.600 millones al año a la Caja.
Anses fundamenta su decisión de no hacer las transferencias en la “falta de adecuación provincial a las leyes nacionales que regulan el cálculo del haber inicial y el índice de movilidad”. La Provincia señala que, de haberse aplicado la totalidad de las normas del sistema previsional nacional a los pasivos cordobeses, el déficit del 2011 hubiera sido similar al monto que le reclama a la Nación.
Para paliar el rojo previsional, el Gobierno cordobés hecho mano a posponer seis meses la actualización de los haberes jubilatorios desde que le aumenta a los activos; así redujo el déficit y los recursos que le debe girar el Tesoro para cubrirlo.

Crédito para Epec
En el caso de la empresa provincial de energía, en el 2008 la Nación a través de Anses le prestó US$300M para la construcción de Pilar. La Provincia se comprometió a cancelar el crédito en tres pagos con un año gracia. No lo pudo hacer y en 2011 renegoció la deuda que –con intereses- había alcanzado los US$565 millones; el plan es a ocho años con una tasa del 12,5% en dólares. El monto terminó en US$1.100 millones.
De cada cuota mensual de alrededor de $100 millones, la mitad la paga Epec y el otro 50% la Provincia con descuento automático de la coparticipación. Santiago Clavijo, legislador provincial y gremialista de Luz y Fuerza, confirmó a este diario que un equipo de trabajo analizó que respetando el capital de US$ 340 millones que quedan por pagar se puede “alargar el plazo de devolución y achicar la tasa; es factible y aliviaría las cuentas”.
“La decisión la tiene que tomar el próximo Presidente porque es política y no puede depender sólo de Anses. Es un tema que se debería abordar cualquiera sea el candidato que gane”, afirmó e ironizó con que a Bossio “deberían hacerle un monumento por prestar US$ 300 millones y recuperar US$ 1.100 millones”.