Massa delasotista: promete rebaja impositiva del 30%

slidePor Marcos Duarte
[email protected]

Proponer medidas específicas y mostrarse acompañado por personalidades con peso específico propio parece ser la fórmula elegida por Sergio Massa para intentar colarse en el podio de la carrera presidencial. Así lo demostró ayer en la presentación de su programa de gobierno, realizada en el teatro Broadway de la ciudad de Buenos Aires.
En el massismo están convencidos de que su campaña atraviesa por una nueva primavera. Consideran que el tigrense ha sido el principal beneficiado en este período y que sus adversarios vienen soportando golpes duros.
Los escándalos ocurridos en las provincias del norte del país, creen los operadores de UNA, han puesto al kirchnerismo en una situación complicada, mientras que la renuncia de Fernando Niembro colocó al macrismo en posición defensiva.
Por estas razones es que decidieron este momento para realizar su presentación programática. Creen que mostrarse con iniciativa en los temas de la agenda pública es la mejor manera de consolidarse como una tercera vía entre las dos opciones que parecieron polarizar el escenario apenas concluidas las primarias de agosto. “Si gano o pierdo, tiene que ser por comparación de carácter, propuestas y equipos” repite el tigrense como un mantra.
La idea del equipo de UNA es dar un paso más en lo que visualizan como una remontada. En la próxima etapa piensan intentar sustuituir a Mauricio Macri como principal contendiente del oficialismo. Simbólicamente, programaron su acto a la misma hora en la que Daniel Scioli realizaba su “relanzamiento”.
La técnica seleccionada para dotar de credibilidad a sus promesas de campaña es acompañarlas con referentes que las encarnen. La puesta en escena cumplió al pie de la letra con esta consigna. La entrada fue conteste con esta táctica. Massa ingresó flanqueado por José Manuel de la Sota y Roberto Lavagna, además de su candidato a vicepresidente Gustavo Sáenz. Sus primeras afirmaciones dieron cuenta de la foto: prometió compartir las decisiones de gobierno con quienes lo acompañaban en el escenario.
Cada uno de las figuras que lo acompañaron representa un objetivo estratégico para el tigrense. Lavagna es el indicado para demostrar solvencia en la gestión económica y en el massismo le asignan el rol de “garante” de las iniciativas en ese plano. “El equipo que armamos sabe exactamente lo que tiene que hacer para crecer 5 puntos por año de nuestro PBI” afirmó Massa desde el atril y completó prometiendo que “trabajar para que en 4 años podamos llevar a la Argentina al déficit cero”.
Su compañero de fórmula, el salteño Saenz, tiene como mérito haber derrotado al kirchnerismo en la capital de su provincia. En este sentido, pretende ser su ariete en esa región del país donde UNA disputa los electores con el aparato justicialista enrolado con Daniel Scioli. Massa se enfrentó crudamente con los caudillos de esa región del país al punto de apoyar a los candidatos radicales que disputaron las gobernaciones de Tucumán y Chaco. “A los que tiene un plan social y son víctimas de la extorsión de los punteros, les quiero hablar” dijo en referencia a la discusión sobre los modelos clientelares de esa zona.
Por último, la presencia de De la Sota también tuvo su correlato programático. El candidato presidencial destacó al cordobés como una figura central en su armado político y futuro hombre fuerte de su gobierno en el caso de ser electo como sucesor de Cristina Kirchner. Además, hizo suyas medidas emblemáticas de su ex adversario interno. “Asumimos el compromiso de devolverles el 82% móvil desde el 1 de enero, ANSES tiene la plata, sólo hay que usarla bien” dijo con claro libreto cordobesista para concluir con un compromiso emblemático de la gestión de Unión por Córdoba: “Vamos a bajar la presión impositiva un 30%, vamos a eliminar el Impuesto a las Ganancias para todos los trabajadores”.
La presentación de las “metas de gobierno” promete tener proyección federal. El plan incluye una gira del dream team massista por Mendoza Santa Fe, Corrientes, Neuquén y Tucumán. Luego, cada uno de los referentes tendrá un destino propio para abarcar más territorio. La nueva hoja de ruta del trío Massa-De la Sota-Lavagna promete ser intensa.