Plan ADN: eliminar la competencia

crdoba-el-periodista-to_428942Tomás Méndez no aceptó la convocatoria al diálogo lanzada por el intendente reelecto el último domingo. Aprovechó la oportunidad para atacar a Juez. Evidenció su intención de eliminar la competencia en el espacio opositor.
El líder del Movimiento ADN no demoró para lanzar su estrategia de consolidación como principal referente de la oposición municipal. Parece haber definido que sus adversarios inmediatos son los dirigentes que puedan disputar su hegemonía en ese campo.
La primera premisa de este plan es mostrarse como la contracara de Ramón Mestre. Considera que su crecimiento depende de presentarse como un férreo impugnador de cualquier iniciativa que provenga del oficialismo sin importar el contenido. Su perfil de outsider del sistema político así lo exige.
Conteste con esta táctica, el ex periodista rechazó de plano cualquier posibilidad de diálogo con la administración electa. Sin conocer el contenido de la propuesta que lanzara el intendente, sentenció: “Que no cuente conmigo”.
Méndez, que se reunió con Mestre en repetidas oportunidades ejerciendo el “periodismo de investigación”, no está dispuesto a entablar ninguna relación de diálogo público con el oficialismo por el momento. En su análisis, una foto con cualquier referente de la gestión municipal podría enturbiar su imagen y ser aprovechada por quienes quedaron por debajo de él en los últimos comicios.
La motivación real de esta intransigencia es la pelea por hegemonizar el espacio electoral que no votó por el radicalismo. La segunda premisa del mendismo es comenzar sin demoras con un operativo de demolición de quienes puedan amenazar su posición.
Así lo demostró cuando amplió sobre sus motivos para rechazar el convite mestrista. “Que cuente con Olga, con Juez y con Tito, pero con Tomasito que no cuente porque no le voy a dejar tocar un solo peso de la ciudadanía” dijo tajante. Inequívocamente, la intención del ex conductor es simplificar el escenario político en dos campos irreconciliables: él versus la “política tradicional.
El objeto predilecto de sus ataques parece ser Luis Juez. El líder del Movimiento ADN sabe que su caudal proviene del espacio que alguna vez optó por el Frente Cívico y procura obturar cualquier posibilidad de regreso.
La idea es presentar al ex intendente como alguien que traicionó sus principios y transó con quienes cuestionó en algún momento. Los zigzagueos del juecismo en los últimos meses son vistos por Méndez como una oportunidad inmejorable para sacarlo definitivamente de la cancha. “Yo creo que Juez debería hacer una autocrítica, él solito perdió su capital político por sus incoherencias. Entiendo que debe estar muy triste” dijo el ex periodista en Insensatos, programa televisivo que se emite por el canal universitario.
El ex conductor no piensa desaprovechar las horas bajas de Juez. Con un ataque sostenido pretende minimizar sus chances de recuperación mostrándolo como parte del sistema político. En este sentido se animó a sugerir entendimientos entre el candidato a intendente de la Fuerza de la Gente y el radicalismo. Si Mestre me quiere llamar para pactar y hacer negocios que se junte con Juez. Si quiere que trabajemos por los barrios periféricos me manda un email y estaremos en el acto” atacó sin piedad Méndez.
Méndez y Juez son concejales electos. Estos primeros combates amenazan con extenderse durante toda el mandato. Ambos comparten solo una convicción: no hay lugar para los dos en el escenario político de la Ciudad de Córdoba.