Radicalismo conquista Bell Ville por amplio margen

p09-1[dc]E[/dc]l radicalismo cordobés no solo festejó en la capital provincial ayer. También obtuvo óptimos resultados en las dos localidades del interior que renovaron ayer sus autoridades municipales: Bell Ville y Obispo Trejo.
En la cabecera del departamento Unión, los bellvillenses tuvieron la responsabilidad de elegir a quien conducirá el municipio tras el fin de un largo ciclo, signado por los gobiernos del mandatario saliente, Nelson Ipérico.
Desde 1999, la octava ciudad más poblada de la provincia estuvo bajo gobiernos de la coalición Unión por Córdoba (UPC). De sus cuatro mandatos, tres de ellos fueron conducidos por Ipérico. Durante el único impasse, entre 2007 y 2011, el ejecutivo municipal estuvo encabezado por María del Carmen Ceballos, la esposa del reconocido dirigente provincial del Partido Justicialista de Córdoba, Domingo Carbonetti, quien es oriundo de Bell Ville.
En esta oportunidad, Ipérico no se presentó a la reelección, y esto abrió una fuerte disputa entre las fuerzas locales por su sucesión. Desde el oficialismo, la candidatura estuvo sobre los hombros de Abraham Galo.
El joven dirigente del justicialismo se desempeña actualmente como secretario de Desarrollo Regional, en el Ministerio de Industria provincial. Además, Galo tributaría en materia política directamente con el extitular de esa cartera y actual vicegobernador electo, Martín Llaryora.
Galo debió enfrentarse a un fuerte armado opositor. Si bien su principal opositor encabezó la “histórica” lista 3 de la Unión Cívica Radical, su candidatura contó con el apoyo del PRO, del Frente Cívico y del Partido Socialista. Incluso, algunos miembros de los partidos aliados formaron parte de su lista.
Se trató del ahora intendente electo, Carlos Briner, médico local que resultó victorioso en las internas partidarias de mediados de junio pasado. Briner concretó ayer un hecho histórico, al superar por un amplísimo margen al regente oficialismo de UPC.
El escrutinio provisorio concluyó anoche con un arrollador 47,4 por ciento de los votos para Brinner, con el que se impuso por sobre Galo, quien alcanzó el 22,4 por ciento de los sufragios. La distancia de 25 puntos porcentuales entre ambos candidatos marcó una diferencia histórica en las últimas dos décadas de la localidad.
Por detrás, con el 13,1 por ciento de las preferencias, el kirchnerismo vernáculo alcanzó el tercer puesto. Su candidato fue Iván Vieyra, quien encabezó la lista de Bell Ville Gana, alianza conformada por el Partido Humanista y el Frente Grande. En cuarto lugar, el vecinalista Arturo Grossi obtuvo el 12,2 por ciento de los votos emitidos.

Reelección en Obispo Trejo
En esta localidad del departamento Río Primero, el radicalismo concretó un nuevo período de gobierno. El actual intendente radical Rubén Foletto obtuvo un nuevo mandato como titular del ejecutivo municipal por 263 votos frente a su único competidor, el actual concejal Lucas Ávila, de Unión por Córdoba.