Ortodoxia K prepara pase de factura pos 13-S

p06-1Las elecciones municipales no ocurrieron aún, pero los dirigentes del Frente para la Victoria que se quedaron con los pies dentro del plato buscarán incrementar su peso específico dentro de la organización tribal conocida como Unidos y Organizados. Aquellos que se rehusaron a la simple contemplación en el próximo turno electoral de la mano del exintendente Daniel Giacomino, no reniegan de los recursos escasos con los que tuvieron que lidiar para las acciones proselitistas. Claro que la situación no quedará impune.
Los espacios K de Córdoba, que se encaramaron detrás de las aspiraciones del diputado nacional, aseguran que no hay rencores con el sector sciolista que decidió abrirse de la compulsa capitalina. Varios de los caciques que responden al presidenciable eran partidarios de la necesidad de abstenerse de los comicios del próximo domingo. El villamariense Eduardo Accastello intentó vetar la postulación de Giacomino en la cocina de las listas, viaje a Buenos Aires mediante. Incluso, su compañero de bloque Fabián “Pipi” Francioni apoya abiertamente al periodista Tomás Méndez.
Las diferencias no serían parte del pasado. Los hombres en carrera se suben el precio y aseguran que toda espina clavada será motivo de análisis el lunes siguiente a los comicios de la ciudad. La necesidad de la unidad concreta pareciera que será nuevamente la utopía a materializar. “Más de lo que se ha hecho, no se puede”, expresaba un dirigente k con cierta conformidad, pero anticipando que la expectativa no es alta para el domingo.
Ya se conocieron algunos adelantos de la ortodoxia de Unidos y Organizados. En varias oportunidades se explicó que dirigentes de peso de FpV no apoyaban la incursión municipal con el objetivo de proteger a Scioli. Se sabe de antemano que la fuerza política que lidera a nivel nacional Cristina Fernández tiene una penetración pírrica, más aún en Capital. La medida perseguía un fin “proteccionista”.
Lo cierto es que habría una modificación del relato por parte de quienes se sienten protagonistas de la historia. Dirigentes que acompañan a Giacomino en su intento de retener el voto k duro de la ciudad, afirman que el despegue de la elección de varios sectores “es comprensible”, aunque inadmisible.
En buen romance, explican, prefirieron sacar el cuerpo para no exponer debilidades intrínsecas, sobre todo aquellas que refieren a la construcción de base. Por tratarse de una elección sin recursos, no quedó más remedio que movilizar cuadros territorialmente. En la jugada, quedó expuesto quienes pueden y quienes hacen agua.

Tramo final
En la jornada de ayer, Giacomino se dedicó a la gira mediática por la mañana. En los micrófonos de Cadena 3, profundizó sobre algunas de sus propuestas de campaña y destacó sus logros como intendente de la ciudad. También aprovechó el espacio para diferenciarse de sus competidores.
“No tengo que impostar nada, no tengo que decir que Juan Schiaretti va a ser mi hermano. Con él siempre me he llevado muy bien, hemos hecho muchas cosas juntos: 450 cuadras de pavimento, pusimos 12.000 luminarias el último año, 20 playones deportivos en los barrios. Me he llevado bien con Juan aún cuando él estaba en contra de la presidenta”, aseguró a la emisora el referente kirchnerista.
Por la tarde, encabezó un acto en el auditorio de Radio Nacional junto a Franco Vitali, secretario de Políticas Socio Culturales de la Nación. En la oportunidad, presentaron el proyecto para la creación del Foro de Cultura del FpV. Por la noche, el candidato y dirigentes de su lista, realizaron una cena con miembros de la comunidad armenia.

Cierre
El FpV cerrará su campana electoral para disputar la intendencia de la ciudad de Córdoba hoy a las 19 horas en la sede de la ACIC (Asociación Cultural Israelita de Córdoba), ubicada en avenida Maipú 350. El acto contará con la presencia de la militancia y la fórmula FPV encabezada por Daniel Giacomino y Natalia Refice, junto a Gabriela Estévez, candidata a diputada nacional, candidatos a concejales y funcionarios del Gobierno Nacional.